jueves, 3 de diciembre de 2009

SÓLO PARA TERRÍCOLAS


Lo que ven en la foto es mi país, mi único país. Se llama también planeta tierra, pero yo prefiero llamarlo esfera azul. Mi país es habitado por terrícolas, la única raza que conozco, y también por árboles, animales y ánimas. Mi país está con fiebre, enfermo. Quiero curarlo. Me ayudas.

Para más lecturas puede, y debe leerse, los links: }


miércoles, 2 de diciembre de 2009

COMERCIAL DE TELEVISIÓN


Un lunes cualquiera nos despertamos y encontramos una nueva cortina de humo o un nuevo faenon. Un lunes cualquiera nos despertamos y miramos muchas telenovelas mexicanas para llorar(imbéciles). Un lunes cualquiera nos despertamos y encontramos a los apristas y fujimoristas como hermanos(o complices). Hacemos unos cambios(de ministro por ejemplo o ponemos a un perro de raza pastor alemán en el ministerio de justicia), encontramos la formula de los pishtacos, pues la virgen que llora ya no funciona y cambiamos las siglas de la PNP(Pishtacos Nacionales del Perú). Y cuándo nos veremos con los demás, al borde de una mañana eterna, desayunandos todos sin que el programa del vaso de leche nos robe la leche y sin que este presente el presidente gordito, pues queremos comer algo. Un lunes señor Vallejo, un lunes general Octavito, un lunes en que nos acostamos temprano y despertamos con la casa vacía porque los choros nos hicieron mudanza. Y hasta cuando estaremos esperando lo que se nos debe,señor presidente gordito(justicia por Accomarca, por ejemplo).

jueves, 26 de noviembre de 2009

KYUNG WHA CHUNG

EL CONDOR PASA

martes, 24 de noviembre de 2009

LE SEXE AVEC AMOUR MON AMOUR=RICO


Tus senos se mueven hacia arriba y hacia bajo cuando me cabalgas. Mis manos recorren tus caderas. Tus párpados parecen mariposas. Mi pene está erecto. Respiro profundamente. Disfruto de la dinámica sensual. El tiempo se dilata. Al diablo el tiempo. Tu eres mi diosa ahora, mi principio y fin. Mi cama nos soporta. Los libros nos miran. Toco tus senos. Te excitas; lo sé por tus ojos. Te mueves cada vez más rápido...Hay electricidad. Tienes tu primer orgasmo. Me gusta ver tu rostro cuando llega tu orgasmo, es bello y misterioso. Descansas un momento. Estas sentada, evidentemente, encima de mi pene. Me acerco a tu pecho y escucho, oh, tu corazón que palpita loquito. Siento tu aliento. Te beso. Me besas. Suspiras. Quiero más. Quieres más. Seguimos. Otra pose. 69. Te amo.

CARNADA ERÓTICA-MUSICAL: DOS CADÁVERES




Caramba! O es que veo mucha televisión(mentira), costumbre sedentaria( igual que internet), o es que me estoy volviendo loco, cosa más probable. Bueno, veamos. Voy a dirigir mi bisturí en esta ocasión a dos cadáveres cantantes o, para ser más exacto, cadáveres que tienen un tufo en la boca, un tufo que otros, también cadáveres consumidores, lo consideran música. Les recuerdo que estoy en mi morque particular y todo acá se está pudriendo, incluyendo estos cadáveres. Los cadáveres son: la gringa de pelo rubio(pintado), Shakira, y su voz(o ruido) de tía aguantada y, por otro lado, la voz computalizada de Enrique Iglesias que, creo, quiere seguir los mismos pasos de su compatriota Rocco pero sin sudar ninguna gota de semen. Veamos: voy a introducir mi bisturí. Qué tienen estos cadáveres en común, a parte del tufo, sus quejidos y que venden discos(cosa increíble, pero cierto). En sus vídeos ambos utilizan la carnada erótica(eso sí que vende, habiendo tantos pajeros en este mundo). El vídeo de Shakira quiere hacernos creer que es una loba y se queja, da gemidos putiferos, hace contorsiones la pequeñita, mueve su colita, se encierra en una jaula(la costumbre sadomasoquita tan popular en otras tierras), y otros elementos eróticos, todos perfectas carnadas eróticas comerciales para un mundo calentón y bueno, digamos, que hace algo, chilla. El otro cadaver es el español, gran gentleman, que también ya canta en inglés, pues no hay que negar que es un buen mercado. En sus vídeos también utiliza la carnada erótica, se quiere dar que es un cacherito a full-time que canta, bueno, computacionalmente hablando. También prueba otros géneros(me refiero de música), mejor dicho, canta según las fluctuaciones y gustos del mercado. Ya, ya me aburren estos cadáveres. Saco mi bisturí, y enciendo la motocierra. Hago trizas todo, mezclo todo en un balde, pues son la misma cosa: pedazos de carne y huesos con aderezos sangrientos. Luego miro a mis queridos amigos por la ventana que me miran con soberana libertad, pacientes, educados, misteriosos, posados en la rama de un árbol, esperando la comida. Mis queridos amigos:los buitres. Chao, melom-ano lector. Fucking, fucking, fucking. Merde, merde, merde.

lunes, 23 de noviembre de 2009

PROYECTO PISHTACO




Esta es una buena y, sobre todo, grasosa noticia para el Perú. Necesitamos Más Pishtacos. Según estudios muy serios de mercado realizado por un grupo de empresarios oportunistas del CADE y asesores presidenciales imbéciles, se ha descubierto que la grasa humana puede sacarnos de la pobreza y la ignorancia en que se encuentra el país. Sí, aunque usted no lo crea(o sí lo crea), pero tal asunto es una "verdad verdadera". 

La noticia fue tan aclamada que el mismo presidente de la república donará algo de la grasa de su panza para promover el proyecto. Es decir, será una especie de Lady Di que no donará ningún vestido, pero sí pedazos de su mondongo por el bien del país. Un acto de mucha solidaridad que hay que admirar y que los escolares, que comen bastante "comida chatarra", deben tener como digno ejemplo. Tal iniciativa presidencial logró, además, que el Congreso le condecore, al mismísimo presidente, con la más alta distinción al merito que un ciudadano peruano pueda tener: la Medalla Arroz Zambito Presidente de la República. Pero eso no es todo, los policías gorditos también están apuntándose al proyecto y eso parece que será un buen negocio, pues, evidentemente, hay más de un policía gordito. Estudios de mercado han calculado que el porcentaje de la grasa de la PNP será significativa. 

El proyecto ya está como una de las prioridades del gobierno, tanto así que se ha anulado los proyectos sobre ciencia y tecnología, educación y salud, pues se sospecha y se asegura(al mismo tiempo) que esto de la grasa sí que nos llevará al nuevo gran boom económico no literario a corto plazo y también, cosa que es un asunto bilateral normal, ha merecido la envidia de Chile, según los profundos razonamientos y comentarios presidenciales.




La selección de Pishtacos se llevará a cabo por la generala Mercedez Cabanillas de Custer por merito propio, ya que ella dirigió exitosamente sangrientas mantazas en nombre de las transnacionales y, claro, en nombre de la patria y el desarrollo del país. 

El proyecto a tenido tanto éxito que KFC y Mac Donalds, entre otros, se han comprometido a que los peruanos desarrollen toda la panza que sea necesario teniendo como modelo, e ilustre paradigma, la panza presidencial. Tanto se puso de moda el proyecto que se han realizando concursos por televisión para la panza más grande en el exitoso programa, Bailando por una Panza, Grasa de mi Grasa, Sangre de mi Sangre, dirigido por la animadora Gisela que no sabe lo que dice pero se supone que la claridad del pensamiento no es necesario en la TV.  De esa manera el programa de la señito pretende colaborar con el proyecto nacional. Pero eso no esa nada, la ex reina de belleza(después de su cirugía plástica), Maju, tendrá el honor de ser maquillada por Koki Belaunde del Perú con los cosméticos elaborados con la ilustre grasa presidencial. Cabe advertir que se descarta modelos con siliconas o alguna cosa inflada en el poto, bajo condena de estafa corporal y delito contra la fe pública. Los jueces y fiscales, comandados por el presidente, estarán atentos a que eso no ocurra. La universidad alas peruanas también se a sumado al proyecto, pues en las próximas horas se inagura, en otro nuevo terreno, el EL CENTRO NACIONAL DE ALTOS  ESTUDIOS DE LA PANZA. Tal centro pretende dar el soporte científico a los silogismos presidenciales y confirmar, de una vez por todas, las geniales hipótesis presidenciales mediante experimentos de alta complejidad.

Además, gracias al TLC, se piensa contratar Pishtacos peruanos para trabajar en los Estados Unidos, pues ahí está la riqueza mundial de la panza: el 50% de su población son gorditos, es decir, hay mucha grasa que puede ser utilizada adecuadamente como sustituto de la energía nuclear o solar. De esa manera, Estados Unidos, nos ayudará a combatir la pobreza mundial, pues sus recetas de desarrollo, que tanto pregona su Banco Mundial y su FMI, han tenido, dicen ellos, un  rotundamente éxito mundial, claro, siempre que no invadan o lleven su democracia(que es lo mismo) o persistan en un bloqueo económico o conspiraciones desde las embajadas. 

Bueno, esperamos sus curri-culons de todos los pishtacos peruanos interesados a: http://www.congreso.gob.pe/ No habrá, de ningún modo, corrupción o tarjetazo en la selección. Lo garantiza el partido de gobierno. El Perú avanza y tu panza también.

viernes, 20 de noviembre de 2009

LOS OTROS ESPIAS


Salí a caminar esta mañana. Me levanté temprano(10:15 a.m). Bueno, me levante tarde. No acostumbro a caminar por las mañanas, pero en esta ocasión lo hice y no sé porqué. Como siempre, en las calles de Trujillo, están los abundantes taxis amarillos y otros colores, la bulla que me jode mucho, uno que otro choro mirando a su próxima víctima y el cielo panza de burro o presidencial(con eso quiero decir cielo gris). Pasé por un kiosco ubicado en una esquina y leí, a vuelo de pájaro, un titular sobre un espía peruano, un militar de la fuerza aérea del Perú, que espió a favor de Chile, los demás periódicos tenían el adjetivo de traidor a la patria por todos lados. Bueno, no compró periódicos, todos me parecen una bazofia, una basura donde escriben imbéciles y, sí señor, traidores. Sí los peruanos leyeran menos periódicos o, mejor, nada de esa basura, y leyeran más libros, libros que liberen, no serian victimas de tanta estupidez(virgen que llora, el chupa cabra, shapshicos, etc.) Tenemos, y tuvimos, muchos traidores, desde presidentes de la república, pasado por Montesisnos, hasta soldaditos de cuartel. Los verdaderos traidores de la patria(patria es un concepto que, personalmente, no logro entender siendo un terrícola viviendo en una esfera azul; ese concepto muchas veces me ha parecido una excusa, una medio para maquinar, una palabra abundante en los discursos presidenciales, en la boca de los políticos, en las grandes mentiras; y esto ha ocurrido muchas veces, algo que me parece muy estúpido y se resume en la frase: morir por la patria, así tenemos muchos, dizque heroes, perfectos imbéciles) son los congresistas de la república, con sus tránsfugas(Torres Caro y otros) y sobones, corruptos y mentirosos. Los que mienten al pueblo, los que no apuestan por una buena, y verdadera, educación. Los que eligen, y arman, las cortinas de humo. Los que roban al pueblo. Los que venden las tierras de la selva a las transnacionales, los malos policías y los abogados, que abundan en Perú, que 'roban legalmente', etc, etc, etc. Bueno, ya me cansé, identifiquemos pues a los verdaderos traidores.

PENES EIELSONI-ANOS


s
s
s
s
s
la punta
la cabeza
la cabeza
la cabeza
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
un lunar
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
el cuello
una vena
las dos testículos inflamados
los dos testículos están rasurados
los dos testículos rasurados otra vez
algunas personas lo llaman bolas
y otras lo llaman guindones
sirven para chupar
cariñosamente


miércoles, 18 de noviembre de 2009

URGENTE!!!: CIENCIA Y TECNOLOGIA EN EL PERU !!!






Es tiempo, y sobre todo una urgente necesidad, de fomentar la ciencia y tecnología en el Perú. La C&T, usada responsablemente, contribuyen enormemente al desarrollo de un pais.

En la APEC se ha hablado tanto de los paises desarrollados, tanto de sus cifras ecónomicas y politicas de estado, tanto en la TV y en los artículos periodisticos. Acaso no se dierón cuenta, nuestros políticos peruanos, que la ciencia y la tecnología son ingredientes principales para el desarrollo de esos paises. Tanta parafernalia política y no aprender nada.

Nuestro politicos, desde hace muchas decadas, acaso siglos, ha sufrido de una falta de visión, o acaso de inteligencia, que se mantiene hasta la actualidad. No necesitamos politicos, necesitamos científicos. No necesitamos pensa...mientos políticos, necesitamos científicos que piensen conjutamente y resuelvan problemas.

Alan dijo, en su discurso presidencial del 2009, crear una cárcel en la selva. Que tonto este señor, que mediocre. Porque no se le ocurrió crear un Instituto de Biotecnologia en la Selva Peruana. Dijo, además, invertir tantos millones de soles en armamento, porque mejor no crear institutos de alto nivel en ciencia y tecnología a lo largo y ancho del Perú. Pero qué mierda pasa con los políticos, y la gente que los elige, para elegir tanto burro y darle poder.

viernes, 13 de noviembre de 2009

lunes, 9 de noviembre de 2009

PENSAMIENTOS FUCKI-ANOS III



  1. A propósito de los actores porno y los pedófilos, los curas son demonios calenturientos y sufren de la prostata.
  2. Es más fácil explicar la fotosintesis a un burro que al presidente de la república.
  3. A propósito de zapatero a su zapato, les recuerdo el cargo de ministro de gobierno.
  4. La buena educación previene la intolerancia...y también ser víctimas de las cortinas de humo.
  5. La señora justicia tiene lindos ojos azules, le gusta la plata y su balanza está, convenientemente, malograda...ah, también es puta.
  6. A propósito de ratas, les recuerdo que me cruce con varias en el juzgado.
  7. Era tan soboncito, que llegó a ser congresista y catedrático.
  8. A propósito del congresista Carlos Torres Caro, la velocidad de los tránsfugas supera a la velocidad de la luz.
  9. Tiene cara de corrupto, es congresista.
  10. Era soboncito hasta por gusto, era el nuevo asesor del congresista.
  11. A propósito de la crisis de la educación peruana, les recuerdo al ministro de educación y a los congresistas.
  12. El congreso de la república es mediocre, el congreso es elegido por el pueblo, el congreso es el reflejo del pueblo, entonces el pueblo es mediocre.
  13. A propósito del General Custer, les recuerdo a la generala Mercedes Cabanillas de Custer.
  14. Necesitamos, señor jefe de la policía, que la investigaciones de crímenes polémicos duren más, pues estamos pensado en otra cortina de humo.
  15. El palacio de la república está decorada con lindas cortinas, pero sobre todo con cortinas de humo.
  16. A propósito de Shakira, mona vestida de seda mona se queda.
  17. Había mas corruptos que en toda la burocracia que administra el vaso de leche.
  18. Había más corruptos que en una promoción de abogados recién graduados.
  19. A propósito del Cardenal Cipriani y su ''arte de la guerra'', les recomiendo leer el informe de la comisión de la verdad y reconciliación.
  20. A propósito de los ateos, les sugiero estudiar en la PUCP.
  21. Se exige, al terminar la carrera universitaria, que sepan los graduados, por lo menos, saber leer y escribir.

sábado, 7 de noviembre de 2009

HOLOCAUSTO TERRICOLA


1. No tengo nada contra las películas del holocausto judío. Espero que no se me acuse de antisemita por decir, y escribir, mi opinión. Pues, en estos tiempos google, al 'argumento'(o acusación) de 'ser antisemita' se esta usando, en muchos casos, gratuitamente o, digamos, tal etiqueta racista parece mostrarse como la principal razón para justificar agresiones e, incluso, crímenes contra el objeto que resulta etiquetado, ya sea una comunidad, pueblo o un individuo. Tal lógica, desde el punto de vista histórico, resulta irónico, pues esconde toda una política embustera y un aprovechamiento convenido del, y hay que decirlo, sionismo. La gran mentira global del 'Estado' tiene su análogo local: la identificación con la raza. La identificación es el único pecado, y el único problema, para desarrollar o iniciar una verdadera consciencia. Hitler aprovechó, de un modo activo, la identificación de la raza para lograr sus estúpideces. Los sionistas lo están aprovechando, de un modo pasivo pero igual de embustero, para lograr también sus estúpideces y, cosa que les ha funcionado muy bien, recaudar fondos. No sólo es la identificación racial, también es la indentificación 'religiosa' combinada con elementos históricos(convenidos) y culturales(enorgullecedores). Pero, si el cuerpo humano, formado por átomos como también las estrellas del universo y tu prójimo(próximo), y que nos sirve como templo(temporal) para aprender de la gran escuela de la vida, se llenan  de todas esas etiquetas(por no decir tonterias) y identificaciones(por no decir perdida de tiempo), tenemos como resultado una sola clase de ser: un ser humano etiquetado, y sólo eso. Los políticos, y sacerdotes, se nutren de esas identificaciones, lo han estado haciendo desde hace mucho tiempo. Aún estamos lejos, pero podemos estar cerca, de retirar las etiquetas de una vez por todas y que emerja un ser un ser planetario, pero sobre todo consciente. Eso espero, espero y espero, un ser que viaje a su interior y, de ese modo, se de cuenta que está en todo que le rodea. No espero mísiles teledirigidos o un little baby que, después del vomito Enola Gay, se convierte en un hongo gigante de fuego. No, no espero nada. Lo único que puedo decir es que me gusta el pan semita y el pan árabe(dirás, seguro, que mierda esta escribiendo este loco). Tengo, además, algo de Peter Pan, pero eso es punto a parte. Sigamos. Ambos panes estan elaborados, principalmente, de harina y otros ingredientes. Quizás difieren en el sabor y en la forma, pero sólo eso. Bueno, a veces, especialmente en el Perú, tienen bromato y el panetón, gracias a ese nocivo ingrediente, se convierte en el popular y muy consumido bromatón. El pan semita o el pan árabe, o cualquier otro pan, le caería bien a cualquier hambriento del mundo pero, de ningún modo, sería suficiente para algún glotón del tipo KFC o McDonald's. Esos gorditos llenos de angustia, y grasa, no cuentan en esta historia. Sea pan semita, árabe, italiano o francés, etc., todos siguen siendo panes. La diversidad es bella. Se entiende, espero, lo que quiero decir con ese asunto pan. Ah, usaré la palabra holocausto en el sentido de exterminio, crimén y no en el sentido de sacrificio a dios.


2. Si alguien me pregunta por mi raza, ya que todavía existen esas estúpidas preguntas, yo diría, con toda seguridad, que soy humano(si alguien conoce otra raza que no sea humana, seguro que es de otro planeta o es un perfecto imbécil). Le responderia, también, a ese gordito presidente panza de burro que soy terrícola y no un ciudadado de segunda clase(fuck you, mister Le président).Y me gustaría añadir, además, que mi patria, mi única patria, es el Planeta Tierra. Soy, pues, un terrícola que tiene más de dos décadas viviendo en la esfera azul que es un país(no es difícil deducir eso) en forma de esfera; bueno, casi esfera. Mi religión-pasión es la matemática (pues soy devoto de la suprema belleza y el suprema verdad). Bueno, en realidad mi religión es simple: el amor. Soy poeta por un asunto que ahora no puedo explicar (y no podría explicar). Personalmente, sin embargo, sé (in)perfectamente lo qué es poesía. Pero, repito, no puedo explicar. La poesía se explica mejor con el silencio y no tiene nada que ver con concursos de poesía o algún charlatán del tipo feria de libro.Mejor olvidénlo todo, Hay que evitar identificaciones. Buuuuuhhhh.


3. Sigamos con el asunto en sí. No sé si las películas del holocausto judío pueden ser considerados buenas o malas, necesarios o innecesarios, tristes o trágicas. O cualquier otro adjetivo que le puede suceder a un crítico de cine o de alguien que quiere que tal película gane un oscar(que no es gran cosa). Lo que no se puede olvidar( o negar), de ninguna manera, es el adjetivo verdadero, en el sentido de que ese horrible hecho tuvo lugar en la historia terrícola y las películas del holocausto nos recuerdan una y otra vez el hecho, como las películas de la pasión y muerte de Jesucristo en semana santa. Seguimos adelante. Tampoco debemos olvidar lo que hizo Bu$h padre o Bu$h hijo, Pinochet y todos los dictadores del mundo. La palabra holocausto, parece, cuando se la menciona, tener la exclusividad sólo para el caso judío. Es como si esa palabra ha sido monopolizado para tal caso. Pero seamos justos. A lo largo de la historia de los terrícolas hubo muchos holocaustos y para ser justos, deben tener su película o, por lo menos, un documental. Por ejemplo, puede haber un documental sobre los crímenes cometidos en Vietnam o un especial sobre la demolición de la torres gemelas(no he dicho ataque) y sus implicancias bélicas-económicas(para ciertos grupos de poder).


4. Recordemos. El holocausto acasionado por los terrícolas españoles a los terrícolas del imperio terrícola inca (donde no había cámaras de vídeo para mostrar las atrocidades), el holocausto causado por los terrícolas nipones a los terrícolas chinos, el holocausto que causó los terrícolas franceses a los terrícolas argelinos o el holocausto causado por los terrícolas ingleses a los terrícolas irlandeses. Hubieron, pues, muchos holocaustos causados por terrícolas a otros terrícolas (sea pan árabe o pan francés, siguen siendo panes). También hay que añadir el holocausto de los terrícolas apaches causado por los terrícolas invasores 'americanos' conducido, en parte, por el general Custer que fue un perfecto idiota (no confundir con la generala Mercedes Cabanillas de Custer que es la abuelita de el muñeco diabólico Chucky), el holocausto de de los terrícolas mapoches y los pueblos indígenas, y terrícolas, del Brasil y el holocausto tan famoso de la santa inquisición ca-tó-li-ca que le gustaba hacer parrillada de terrícolas o una parriterrícolada. Sigamos. Sí tuvieramos un Steven Spielberg peruano (con plata por supuesto), o en cualquier otro lugar del planeta que ha sido escenario de un holocausto, tal vez tendríamos una especie de Schindler's lista o Munich sobre el holocausto del imperio terrícola inca u cualquier otro holocausto.


5. Bueno, esa es mi opinión. Hubo, pues, muchos holocaustos terrícolas a pesar que vivimos en una misma patria, el planeta azul. Ningún holocausto tiene el privilegio del uno sobre el otro y todos deben ser recordados para no olvidar los errores del pasado(no es cuestión de cifras, eh). Finalmente, les recuerdo que en nuestra patria, y nuestro único hogar, puede ser el escenario de un holocausto global provocado por los mismos terrícolas. La venganza de la Madre Naturaleza(MAMA PACHA) puede caer, sin piedad ni tregua, a todos los terrícolas.

viernes, 30 de octubre de 2009

BAKU

Te despiertas hoy. No dormiste bien. Aún es de madrugada, las cinco o las cuatro. No puedes saberlo, no tienes un reloj. Quieres hablar con alguien o escucharte a ti mismo, ni tú mismo lo sabes. Sientes un vacío oscuro, un silencio desesperado y una soledad que te acompaña fielmente...otra vez. Hay esa sensación como cuando un niño se levanta a medianoche y no encuentra a nadie y se siente traicionado. No hay nadie, sólo libros y pedazos de papel donde se escribe cualquier cosa excepto poemas. Enciendes tú laptop, entras a ese link donde esta esa canción, Will You Still Love Me Tomorrow, y escuchas la voz de Amy Winehouse. Te estremeces, hay algo de alivio. No es un día cualquiera. Son esos días que tienes miedo de ti, de ser demasiado curioso, o imbécil, y cruzar la línea, la línea que separa la vida de la muerte. Hay alguien que husmea tus pasos. Tomas una vaso de agua. Sientes el fluir del tiempo, la vorágine que asciende y asciende. Hay silencio a pesar que hay una voz trémula que traspasa todo. Hay silencio. Hay todo y no hay nada. Sales a caminar en las calles de la ciudad. Hay frío y silencio y algunos taxis. Todo está oscuro. El pavimento es gris y el cielo es una bovedad misteriosa. Caminas. No tienes un rumbo. Sólo quieres salirte de ti mismo, escapar. Hay algunas estrellas, pero en realidad no hay estrellas, sólo es un espectro celestial, urbano, jodido. Luchas contigo mismo, contra el vacío, el fluir del tiempo y la nada. Quieres comprender lo incomprensible. Nada te detiene. Caminas, caminas...o sueñas.

“A propósito del sueño, esa siniestra aventura de todas nuestras noches, debemos decir que los hombres se van a la cama diariamente con una audacia que sería incomprensible si no supiéramos que es el resultado de la ignorancia del peligro.” (Charles Baudelaire) 

 

miércoles, 28 de octubre de 2009

PATRIA VERDE


Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre;
el hombre pertenece a la tierra.
Esto sabemos.
Todo va enlazado,
como la sangre que une a una familia.
Todo va enlazado.

Carta del Jefe Indio Seattle.




lunes, 19 de octubre de 2009

ENGRANAJE


Juan Carlos se despertó, como de costumbre, poco antes de la seis. Miró su habitación por un instante: siempre limpia, siempre ordenada, inmutable, con el mismo aspecto y silencio de todos sus amaneceres.
Otra vez, otra vez… existir, no vivir.
Con el amanecer llegaba también la rutina. No había lugar para la resignación. Había que levantarse y continuar. Nada más.
Mi sueño, mi sueño misterioso.
El tiempo transcurría y Juan Carlos, una vez más, se incorporaba a la realidad que había aceptado sin aceptar a través de los años, que ya eran muchos, de su vida de hombre casado y rico.
Suspiro lentamente. Intento en vano recordar mi sueño. Mi sueño extraño. Estaba desnudo frente a dos mujeres hermosas y…no puedo recordar más.
—Hoy es lunes y hay que ir a trabajar comme d’habitude—dijo Juan Carlos en voz baja. Quería decir: otra vez carajo. Sin embargo, no lo dijo. Se calló una vez más.
Hoy es un día más viejo el mundo. El mundo, el mundo. Hoy es un día más en mi vida. Mi vida. Hoy alguien nace, alguien muere, alguien jode. Nada, sólo vacío. Vacío. Todo vacío. Voy a levantarme ahora, debo hacerlo. Sí, debo hacerlo. Trabajar, trabajar, trabajar. Como casi todos los días de la semana me despierto poco antes de la seis, la seis. El despertador me recuerda mi rutina: el trabajo en la oficina. La oficina. El cielo gris del invierno puede verse por mi ventana. El cielo lúgubre. El cielo panza de burro. El cielo triste, triste. Sin embargo, es primavera. Primavera. Al menos eso señala el calendario. Es que, dicen los científicos, el clima ha cambiado en todo el mundo y ésta contaminada ciudad no tenía porque ser la excepción. El mundo. El mundo se esta jodiendo. Al mundo le están jodiendo. El mundo.
Se levantó de su cama, dio algunos pasos en su habitación. Luego miró por un instante, y en silencio, a su esposa, Soledad, que dormía profundamente a un lado de su cama.
Su sueño es hermético. Su semblante me parece tan extraño ahora o son los años que han pasado por su piel. Su piel espuma. Espuma. Su piel bajo mi piel. Sus cabellos, su sonrisa, sus ojazos, su silencio. Mentira. Ahora es una rubia teñida. Su rostro ha adquirido aquella similitud de todos los rostros tratados quirúrgicamente. Era eso y nada más que eso. Ya no existe aquella jovencita très chic que le gustaba estudiar francés ni aquel susurro exquisito que me decía al oído cuando hacíamos el amor: je t’aime, je t’aime, je t’aime...Sí, mi matrimonio es un infierno. El infierno es el matrimonio. Un infierno. Infierno. Ya no hacemos el amor ni tampoco tenemos sexo. Sexo. Cosas muy diferentes. Yo quiero, ella no quiere. Ella quiere, yo no quiero. Ambos no queremos. Dios. Diablos. Dios-Diablo. Diosdiablo, ¿qué nos ha pasado?
Juan Carlos se va al cuarto de baño a…ducharse.
El agua está tibia, tibia como el cuerpo de Maria. Disfruto de mi ducha y me masturbo pensando en Maria, mi nueva secretaria. Mi secretaria. Ma-ri-a. Recuerdo unas cifras del estado financiero de la empresa. Soy el gerente. Al diablo todo eso. Ahora sólo pienso en el perfecto culo de Maria. Me olvido de la empresa. Pienso en el gran trasero de Maria una y otra vez. Maria, Maria, Maria. Imagino tu vagina roja, rosada, violeta, pink, marrón, púrpura, rouge, red, algo rosada, súper chic, algo roja, húmeda, sauvage, cálida, salada, very hot, bien rasurada, beautiful.
Juan Carlos sigue en el baño.
Hubiera preferido no despertarme hoy. Nunca. Seria mejor amanecer en una isla con esos hombrecitos atándome como en los Viajes de Gulliver o, mejor aún, reviviendo otra pesadilla kafkiana. Así, entonces, algo nuevo hubiera ocurrido en mi vida. Sí, algo nuevo. Algo nuevo.
Juan Carlos sigue en el baño.
Mi semen se escurre por el desaguadero. Miró el jabón. El jabón está envuelto con mis cabellos. Cabellos y vellos. Son mis cabellos, mis cabellos y mis pendejos. Sí, mis cabellos y pendejos. Merde. Esa imagen del jabón peludo ya me es familiar: me estoy volviendo calvo. Merde.
Juan Carlos terminó de ducharse. Ahora observa su rostro en el espejo, un rostro lleno de insatisfacción. Va afeitarse.
No sé qué pienso mientras me pongo la espuma de afeitar. Trato de no pensar en nada, pero no puedo. No puedo. Me miro al espejo y me doy cuenta, una vez más, que mis dientes amarillos resaltan más cuando tengo la espuma de afeitar en mi rostro. El espejo, el espejo, el espejo. Mi reflejo. Sí, lo admito, fumo bastante y eso es el precio que hay que pagar, además del cáncer al pulmón, por el placer de un fatal cigarrillo. Mientras me afeito tengo mucho cuidado en no cortarme. Cortarme. Quizás sean el único cojudo, en estos tiempos, que se afeita con una navaja. Navaja. El acero es frío y afilado, está en sus manos mi vida por unos segundos. To be, or not to be, that is the question. El acero es frío y afilado. Afilado. Termino de afeitarme. Me miro al espejo otra vez. El espejo. Mi reflejo. Me echo un poco de colonia en mi rostro, un regalito que trajo mi esposa de su último, y costoso, viaje a Paris. Paris es una puta bien cara. Una puta bien cara.
Juan Carlos sale del baño. Entra en su habitación. Su esposa sigue durmiendo y él la mira por unos instantes. Después mira su reloj despertador—6:38 a.m. — que está sobre la mesa de noche. Deja de mirarlo, y ahora abre su closet. Escoge un terno negro y luego una corbata que combine con su camisa blanca.
Al diablo con eso, cualquier color estará bien. Me quedo en silencio. Silencio. Silencio. Hago lo que tengo que hacer casi mecánicamente: vestirme.
Juan Carlos coge su reloj de pulsera de su mesa de noche y sale de su habitación. Baja unas escaleras alfombradas y se encuentra en su sala. Mira un cuadro, digamos “abstracto”, firmado por Tola, que compró en una galería limeña el año pasado y que cuelga en la pared de su sala. Se siente orgullo de su costosa adquisición. Luego se dirige al comedor y encuentra el desayuno servido. Mira su reloj, un rolex—6: 56 a.m.
El desayuno está servido como siempre. La cocinera sabe muy bien de mi rutina como de mis gustos para desayunar: Tostadas, mermelada de fresa, tocino, queso fresco, café con leche y un vaso de jugo de naranja.
Juan Carlos disfruta el desayuno mientras lee el periódico. Lee los titulares: “Accidente de transito deja siete muertos; Magistrados corruptos serán juzgados y La pobreza aumenta en el interior de país.”
Al diablo todo eso. Veo las cifras de la bolsa, nada nuevo o nada que me preocupe. Deslizo algo de mermelada en mi tostada. La saboreo. Está deliciosa, deliciosa. El tiempo ha sido una flecha, indiferente y fría, que viaja siempre conmigo como si fuera mi sombra.
Juan Carlos mira su reloj: son las 7: 05 a.m.
No sé, pero qué es esa terrible manía de medir el tiempo, de ponerlo todo en su lugar y tener una función determinada. Me aterra no saber el secreto y me aterra saberlo también. Sí, me aterra. ¿Cuál demonio o gran jugador maneja esta máquina?, esta máquina que sigue una autopista oscura sin saber a dónde nos llevará y cuando acabará, ¿cuándo? Sí, la competencia, ese asunto común a todos de mi especie…sólo la apariencia vive en mí, el disfraz eterno, nada más…nada. Soy un hombre rico. No es soberbia decir eso; es, ante todo, una terrible realidad. Tengo una esposa que para de compras todo el día y me dice a diario, esa frase que odio tanto: me voy de shopping, darling. Pero, al menos, comprando sus chucherías en los malls ella libera algo de su angustia. Mi esposa no sabe muchas cosas mías, como por ejemplo que tengo una amante. En realidad, desde hace muchos años, ya no me importa lo que hace mi esposa con su vida. Creo que es lo justo. Mi esposa, también, tiene su amante: un universitario de mierda llamado Jim, sólo eso sé de él, aunque puedo saber más, pero no me importa los asuntos de mi esposa desde hace mucho tiempo ni las cosas que hace con ese pobre huevón . A veces pienso que la vida de mi esposa gira en torno a sus revistas de moda—porquerías ilustradas—, la cirugía estética— yo pago la factura y ya he perdido la cuenta de todas sus operaciones—, sus píldoras de colores—llamada, irónicamente, happiness pills— sus cosméticos; ir al spa; salir de compras y cumplir sus fantasías reprimidas de juventud con su puto y adolescente galán que le mantiene con mi dinero. Lo sé todo y no me importa.
Juan Carlos mira su reloj: son las 7: 21 a.m.
Dios, Dios, Dios. La sociedad de consumo ha llegado a ella como un cáncer lleno de publicidad parasitaria. En el fondo de todo este asunto, ella y yo, somos la misma cosa. La misma cosa. Piezas metálicas de una máquina. La vida de ella, y la mía, es una completa esclavitud. Esclavitud. Leo la sección relax del periódico. Sexo. Sexo. Sexo. Disminuye las ofertas de trabajo y aumenta la prostitución. Sexo. Sexo. Sexo. Dicen que soy un hombre de éxito, ¿qué es un hombre de éxito? Al final del camino sólo soy polvo, polvo. Mis empleados, pobres diablos, me sobonean todo el día. Mis hijos ven en mí un ejemplo a seguir y quieren tal y cual cosa, un auto por ejemplo. Soy un buen padre y les hago su gusto; pero ellos no saben que consumo cocaína. Sí, y de la buena. Mi amante, Celeste, la más antigua y bien puta, dice que soy un bombón. Qué mentira más absurda. Soy un viejo que se cae a pedazos. A mi edad, 52 años, no puedo pensar que ella está enamorada de mí. Sería ingenuo y ridículo pensar eso. Ella sólo quiere mi dinero y eso lo tengo bien claro. Y yo, pobre huevon, se la doy como el departamento y el auto del año que le regale. Money, money, money. Recuerdo cuando la conocí. Fue en una entrevista de trabajo en la empresa. Ella traía su incipiente currí-culo. Yo le di el trabajo. Tenía un buen trasero que valía más que un doctorado y una de esas huevadas de moda llamada MBA. Lo sé ahora, soy un triste viejo verde, verde, verde. A dirty old man. Pero el coño salvaje de Celeste es mío como la beautiful vagina de Maria. Tengo dos lindas vampiresas. Money, money, money. Celeste se irá al país de los gordos para realizar, dice ella, su american dream. Quizás sea una tremenda puta en Las Vegas. No debo ilusionarme con ella ni, mucho menos, pensar que me ama. C’est la vie. Además, si ella se va, Maria ocupará su lugar. En realida Maria ya comparte el lugar de Celeste sin problemas. Maria uses her sex appeal to get whatever she wants.
Juan Carlos mira su reloj otra vez: son las 7: 34 a.m.
Han pasado muchos años para poder resumir mi vida en pocos verbos. Levantarse, bañarse, comer, trabajar, gastar, comer, trabajar, cagar, tirar, comer, gastar, tirar, dormir, levantarse. Soy un engranaje algo gastado y ajustado por tuercas que desconozco, pero todavía útil al sistema. Un engranaje gastado. El tocino estuvo delicioso y miro, discretamente, el buen culo de la cocinera. El culo de la cocinera. Pero ella tiene un rostro de caballo. Caballo. El tiempo corre como una flecha. Una flecha. Tengo que ir al trabajo, mi chofer me espera.
Juan Carlos mira su reloj: son las 7:45 a.m. No acaba el desayuno y sale de su casa al trabajo.


GENTE EXTRAÑA


El año pasado del año pasado del año pasado, por el mes de noviembre, cuando te conocí en las clases de francés, tuve bastante OCIO— lujo escaso en estos tiempos modernos—para leer y escribir lo-que-me-da-la-regalada-gana y olvidarme de los amores pretéritos jamás olvidados. En realidad, por esos tiempos, la universidad (UNT), comme d’habitude, estaba en huelga indefinida otra vez y yo, (in)felizmente, tenía todo el OCIO INDEFINIDO del mundo para hacer lo-que-se-me-da-la-regalada-gana. Todo era chévere por esos tiempos-de-lecturas-ocio donde había leído más libros de lo acostumbrado: The Moment of Creation de James S. Trefil, I WANT TO BE A MATHEMATICIAN de Paul R. Halmos, The Martian Chronicles y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, Eugenia Grandet de Honore de Balzac, A Clockwork Orange de Anthony Burgess, The Two Mrs. Grenville de Dominick Dumme, Teoría General de los Sistemas de Ludwig von Bertalanffy, Rashomon de Ryunosuke Akutagawa, Somebody’s Done for de David Goodis, Breakfast at Tiffany’s de Truman Capote, A Modern Utopia de H. G. Wells, Los siete locos y Los lanzallamas de Roberto Arlt, The Kon-Tiki Expedition de Thor Heyerdahl, Gödel, Escher, Bach: An Eternal Golden Braid de Douglas R. Hofstadter, El Golem de Gustav Meyrink, American Psycho de Bret Easton Ellis, The Nature of the Universe de Fred Hoyle y otros más. También, digamos, estudié alguito: los-libros-de-mis-cursos-auto-didác-ticos-bien-ché-veres-sin-costo-alguno-y-súper-libres-y-por-la-rega-lada-gana-y-por-el-amor-a-la-bella-matemática-y-sin-profesores-aburridos-corruptos: Number Theory in Science and Communication (Manfred R. Schroeder) y The Little Book of Bigger Primes (Paulo Ribenboim). Natalia, espero no aburrirte con mis asuntos. Ya me estoy saliendo del tema-love. Pero es que a veces soy muy volado y estoy, como se dice, en otro planeta. Me olvido de las cosas más elementales por estar pensando en cosas no muy elementales. Sí, tienes razón, eso de que soy distraído de nacimiento no me lo quita nadie. A veces cruzo una avenida como si estaría en un desierto y si no me ha atropellado algún auto o camión, es porque tengo algo de suerte o las probabilidades están de mi parte. Lo vez, estoy loco. La vez pasada estuve hablando en francés en las clases de inglés y en otra ocasión estuve hablando en inglés en las clases de francés. Putamare. Y otras veces en francés-inglés-español en las clases de francés. Putamare. Una vez dije el nombre de otra chica, Melissa, cuando estuve haciendo sexo con mi chica alguna vez—ahora es mi ex chica y no me quiere verme ni en pintura—aprovechando que mis suegros potenciales se habían ido de viaje. No sabes, Natalia, todo el lío que se armo: ella—la ex— sacrificó mi camisa nueva John Holden y mi jeans Levi Strauss bamba lo botó por la ventana y terminó en una calle de la urbanización Primavera cuyo nombre no me acuerdo pero si estoy seguro que tiene nombre de un músico famoso. Terminé, Natalia, casi calato en la calle, sin mencionar el número indeterminado de tremendas cachetadas que me obsequió la susodicha. Como vez, pequeña, una sola palabra puede ser peligrosa: Melissa. Una sola palabra abre la puerta de otra dimensión, duele.
¿Qué dices querida Natalia? ¿Qué soy un desgraciado y despistado total?
Quizás sí, pero hay una posible explicación que puede, creo, ser razonable: el estilo de como la ex se quejaba, mientras teníamos sexo, se parecía mucho al estilo de Melissa.
¿Qué dices querida Natalia? ¿Qué soy un perro distraído en todo?
Es cierto, me da igual si es de día o es de noche, o si los horarios de las clases, en la UNT, estarán de acuerdo con mi preciado OCIO, el mismo OCIO que aprovecho para escribir, leer o leer-escribir o escribirleer—que no es lo mismo—y asistir a las inútiles tertulias con los amigos de la cofradía de lectores compulsivos. Sí, es cierto, no he asistido a clase muchas veces, Natalia. Pero debes comprenderme, a veces uno tiene en manos un libro exótico y pasa una velada agradable disfrutando de la lectura y te olvidas de todo, inclusive de la Universidad y sus ratas académicas de saco y corbata, y lo que quieres es seguir saboreando el libro, sumergirte. Hay que entender BIEN eso de saboreando el libro sin pensar en comida. Además, pequeña, pierdo mi tiempo escuchando a los cat(r)edráticos que no les gusta—o no pueden—SABOREAR. Se preocupan por engrosar su CV pero no su cabeza. Se enorgullecen que sus estudiantes tengan bajas notas para que uno se piense, dizque, que su curso es difícil. Comprenden—casi nunca—y digieren—lo vomitan— en años los problemas tipo de sus asignaturas y proponen esos mismos problemas en los exámenes para que el estudiante lo resuelva en minutos. Son expertos en la investigación de buscar problemas tipo. Les gusta hablar de la metodología de la investigación científica y todo se escucha bien bonito, sin embargo, es fácil hablar de la guerra pero otra cosa es estar en la guerra. Sí, ese asunto. No tienen facultades buceadoras. No saben aprender-desaprender-aprender-desaprender-aprender… (des)aprender. Esquivan los huesos duros de roer de algún tema. Se aprenden esquemas de silogismos, trozos de pensamientos ajeno-difusos y algoritmos salvavidas de memoria. Nunca intentan pararse sobre sus propios pies—les produce nausea—. Ya no leen. Tienen miedo de cometer errores (error + error + error +…+ error = éxito) y, en su reemplazo, escogen la charlatanería. Se preocupan más por formar sus grupos políticos—son unas verdaderas mierdas de la política a escala “U”— que en formar verdaderos pensadores. Sólo ven una manchita en la hoja, nunca la hoja ni la rama ni el árbol ni el bosque ni mucho menos la selva. Tienen la mala costumbre de convertir lo bello en horrible. Enseñar, creer, dar examen; eso es todo. Hay, también, una cierta arrogancia y esnobismo de decir—o escribir— frases como es fácil de ver, después de cálculos rutinarios, es trivial, etc. Pero todas esas cosas, evidentemente, se ven fácilmente después de años de pensamientos y luego de llenar hojas de formulas para entender algún asunto tedioso. Las cosas, obviamente, nos parecen rutina después de mucho tiempo y luego de haber digerido con cierta dificultad algún objeto. Los problemas nos parecen intuitivamente más obvios después de décadas. De modo que esconder, premeditadamente, algún asunto detrás de una cosa y exhibir un discurso arrogante, no muestra más que una decadente enseñanza y una total mediocridad.
Termino todo esto, Natalia, para reponerme de todo ese aire enrarecido, decadente, de la “U”, citando una frase del matemático G.H. Hardy:
BEAUTY IS THE FIRST TEST: THERE IS NO PERMANENT PLACE IN THE WORLD FOR UGLY MATHEMATICS.
¿Qué dices Natalia? ¿Qué no respeto a mis profesores? ¿Qué falto a la envestidura de los honorables decanos e ilustres rectores? Merde, merde et plus merde. No vale la pena recordar cosas que se pudren. Te puede decir que la “U” es como la guerra de las galaxias: hay los malos y los buenos—el lado oscuro—. Aunque, con frecuencia, los buenos se pasan al lado oscuro por ciertos intereses—generalmente el dinero— y se convierten en seres abominables y monstruosos: estudiantes y profesores que se venden por monedas. Se llega al estado de nadie sabe para quien trabaja. Y lo peor de todo que estos seres sienten cierto orgullo nauseabundo de pertenecer al grupo, nada anónimo, de los famosos y flamantes corruptos. Así tenemos, pues, toda una lucrativa confraternidad con su propia cultura— de la corrupción— y sus normas decadentes y putrefactas de conducta. Generalmente, desde la óptica de un individuo que no pertenece a la comunidad universitaria, se cree que el rector, los vice- rectores, los decanos, el consejo universitario, el tribunal de honor y los jefes de los departamentos académicos y catedráticos están rodeados de cierta aura académica-intelectual-prístina. Tremenda mentira. Por lo general llegan a esos puestos los más pendejos, los que han conversado y negociado bien, los que más sobornaron y tranzaron, adecuadamente, como repartir la torta llamada “U” para que todos estén felices. Hay, querida Natalia, toda una historia undergroud. Así que todos esos discursitos bien adornaditos de lindas palabritas, esas ceremonias donde lucen sus rostros hieráticos o afilosofados, esas medallitas brillantes y bonitas que les gusta lucir, esas reuniones solemnes del consejo universitario, esa mano en el pechito mientras cantan el himno nacional, los nombramientos-arreglos de doctor in horror y causa, las protestitas-teatrales con muchos estudiantes que no saben—o lo saben— que son carne de cañón o tontos útiles, no son más que el oropel dorado o el bonito papel de regalo para envolver la mierda Sí, claro, puede ocurrir que alguien o un grupo proteste. Pero, por lo general, no protestan para denunciar actos de corrupción—aunque lo parezca—, sino, en esencia, protesta porque no le dieron la tajada de la torta, es decir, no forman parte del mundo feliz o, en palabras de ellos, les sacaron del círculo político, más exactamente, ya no recibirán plata. Así que, señores corruptos, NO SE HAGAN LOS LOCOS. Si algo de esto, Natalia, te parece similar a la clase política actual, no es pura casualidad.


(Parte del relato ''Gente extraña'')

GENTE EXTRAÑA


El invierno otra vez—pienso esto mientras miro, desde mi ventana, el cielo gris-ceniza-fastidio-casi-limeño de la ciudad de Trujillo.
No me gusta el invierno. La fría estación se parece, para mí, a una vieja amargada en plena menopausia o a una mujer frígida tirando sin ton ni son. Pero yo nada puedo hacer para interrumpir los ciclos de la naturaleza, mas que abrigarme con LITERATURA, escribir alguna historia —que no serviría de nada—, salir a caminar por alguna calle como todas las calles o tener sexo, del bueno, con la madame M.
No es el frío, que produce rostros melancólicos en la gente, lo que detesto del invierno. Tampoco es la niebla, donde se sumergen las antiguas casonas coloniales, lo que me desagrada de esta estación. Es, ante todo, esa rebeldía de la naturaleza para adquirir la forma de un sueño profundo, un sueño que llega a ser el mío sin quererlo, un sueño del cual ya quiero despertar en verano.
Es en los parques donde puedo sentir más el sosegado corazón del invierno. Todo tiene cierto matiz que armoniza con la estación. La brisa traspasa como un frío cuchillo. El pájaro tiene un canto más sereno. Los árboles son impasibles a su manera. Los recuerdos tienen cierto sabor a chocolate. Los besos tienen sabor a café. Las mujeres caminan con cierto aire misterioso. Y yo, después de leer al borracho incorregible, puedo imaginarme, con cierta facilidad y espanto, la casa Usher bajo cualquier cielo de invierno.
En el invierno—me dijo alguna vez Natalia—fumo más cigarrillos y hago más el amor que en verano—a mí, en cambio, me ocurre lo mismo en verano, pero sin los fatales cigarrillos—. Ella, sin duda, sabe como pasarla bien. Natalia es una amiga trujillana que impresiona con su belleza y a quien, alguna vez, le prometí escribir una historia de amor para que ella lo lea en invierno y lo recuerde en verano. Aunque, con ese asunto del cambio climático, ella puede leerlo, o recordarlo, en invierno-verano o verano-invierno. Sin embargo, hasta ahora, no he cumplido mi promesa—y creo que no lo cumpliré—por estar involucrado, por un lado, en terribles problemas de faldas y, por otro lado, escribir esa cosa llamada historia de amor me resulta, realmente, bien jodido. Lo de ser un asunto jodido me di cuenta, desafortunadamente, mucho después. Mi ofrecimiento, entonces, se convirtió en un asunto realmente fastidioso. Pero, hasta cierto punto, todavía lo consideraba un compromiso pendiente.
Empecé a trabajar en la historia d’amour un día que ya no me acuerdo. Trabajar no sería la palabra adecuada. ¿Cuál seria la palabra adecuada? Nunca la sabré. Talvez sean muchas palabras que se entrelazan, que se combinan como los colores en una paleta de un artista en crisis o se devoran como bestias salvajes. Mientras más escribía, más me torturaba, pero siempre volvía a enfrentarme con las palabras y, en un ritual silencioso y persistente, conmigo mismo. Durante más de cinco años empecé a reunir lo que yo llamo restos de cadáveres insepultos: pedazos de papel dónde escribía, digamos, historias urbanas, notas marginales, garabatos, deshilvanados. No eran historias simplemente, eran más cosas. Eran, por ejemplo, relatos inconexos, muchas tonterías, emociones descontroladas, pensamientos vagos, cólera tardía, placeres escritos, tinta de sangre coagulada, chispa momentánea, algún momento agradable congelado con palabras, aproximaciones toscas, escapes repentinos, caídas inesperadas, metáforas inútiles, ningún misterio revelado, sueños difusos, búsqueda, episodios rutinarios, evocaciones fútiles y, sobre todo, locura. En fin, había reunido varios restos putrefactos de cadáveres insepultos que me servirán para terminar, quizás, algún día el collage que me de cierta tranquilidad y pueda decir “ya no lo toco más”.
En mi morgue literaria tenía brazos que le faltaban manos y manos que le faltaban dedos, tenía varias piernas de apariencia atlética y otras piernas inservibles de anoréxicas—generalmente modelos de pasarela—, varios pares de pies que serian la delicia de algún fetichista necrófilo—si tal fulano existe—, cabezas de políticos con agujeros enormes por donde se podía ver los sesos pudriéndose y llenos de mierda, tenía varios corazones en buen estado, hígados destrozados por la cólera de alguien que nunca se ríe, riñones llenos de piedrecillas—problemas de cálculo… ¿variacional?, ¿estocástico?, ¿diferencial?, ¿integral?—, intestinos como sogas sempiternas, vaginas que parecían orquídeas marchitas, decenas de ojos de todos los colores que rodaban como canicas por el suelo—los ojos azules sirven mucho para comerciales de televisión en un país de cholos—, lenguas largas como si todas fueran del integrante del grupo roquero Kiss que en este momento no me acuerdo su nombre, una colección de senos de todas las tallas—si encontraba, en cambio, senos de alguna vedette, le tiraba a la basura, pues prefería las cosas putrefactas, pero verdaderas, a esas siliconas—, muchos huesos con algo de carne todavía y no me faltaba ninguno de los 208 huesos humanos, cabellos crespos que pertenecían a alguna Medusa humana y que me recordaba a la vieja que despojaba cabellos de los cadáveres en Rashomon, orejas que no eran de Vincent van Gogh ni tampoco del pequeño Julius Bryce Echenique, etc. Tenía todas esas cosas que serían una delicia para Vesalio. Para mí, no obstante, eran las piezas exquisitas, pero inútiles por partes, para crear mi multi-universo o, al menos, mi universo o, en último caso, mi galaxia personal. Poseía casi todas las partes para armar mi Frankenstein; tenía, infelizmente, todas las noches de insomnio para crearlo. Ahora sólo quedaba jugar como el gran jugador, buscar los códigos más pendejos, ser el arquitecto de mis propias catedrales o, algo muy elevado de alcanzar, ser un neófito alquimista buscando los secretos de la pierre philosophale en algún código misterioso de algún libro misterioso de alguna biblioteca misteriosa en alguna ciudad misteriosa de algún país misterioso de algún planeta misterioso de alguna galaxia misteriosa de algún universo misterioso escondido en algún átomo misterioso que pertenece a otra galaxia misteriosa.
¿Y qué será de la pequeña? Ya no sé nada de Natalia: no la he visto desde hace varios inviernos. Atrás quedaron los ça va de las clases de francés, el adverbio aussitôt de pronunciación graciosa(osito), la jovencita crespita de look andrógino que no conversaba con nadie mas que con Natalia, mi síndrome de amores-pasados-no-resueltos-y-bien-jodidos y mis opiniones inadecuadamente francas en situaciones adecuadamente disimuladas, la pose ridícula de un boy leyendo un livre sin leer en la Médiathèque para tratar de llamar la atención de una girl de linda carita y buen culo, la fête de la musique en la Alliance Française with the music of The Beatles interpretado por un grupo (of course) fanatique of The Beatles y le professeur de origen celta: un mec amusant, cultivé, créatif, intellectuellement vif et, quelquefois, soûl. Tantas cosas juntas. Pero basta ya de todo eso. Esa manía de recordar detalles insignificantes, inconexos, me produce un efecto recurrente: una cosa conduce a la otra y todo es, de pronto, como une histoire sans fin.


(Parte del Relato ''Gente extraña'' o '' Natalia'')

DESNUDO AL ROJO VIVO



Ella llegó a la hora acordada. Me miro con sus ojos claros. Me regalo una sonrisa. Un beso fugaz, oh, en la boca. Y me dijo:

Hola loco.

Trajo una botella de vino tinto. Ahora tenemos dos botellas………….……………………………………………………………………………………………………………una copa de vino tinto se muere en sus labios……………………………………..su cuerpo hermoso, desnudo……..DESNUDO AL ROJO VIVO…………….

Beso tu oreja. Te digo susurros que son respiros. Beso tu oreja. Te digo versos malditos. Beso tu oreja. Te canto muy de cerca. Beso tu oreja. Te digo insultos. Besos tu oreja. Te digo obscenidades. Beso tu oreja que está ardiendo.

Voy hacia el sur.

Beso tus labios.

Beso tus labios.

Beso tus labios.

Hay magia. Hay algo exótico. Hay un sabor en tus labios rojos. Hay un sabor de agua dulce. Hay una ola de fuego que me envuelve y me atrapa. Me hundo, nos hundimos, vuelo, vuelo, vuelo, volamos. Y remojo mi lengua entre tus labios. Y mi lengua y tu lengua se besan como si fueran dos serpientes.

Voy hacia el sur.

Beso tu cuello blanco como la espuma. Beso tu cuello modigliánico. Soy un vampiro embriagado y un explorador de tu piel. Beso tu cuello. Soy el navegante de tus mares de fuego. Beso tu cuello. Escucho tus suspiros. Te estremeces.

Voy hacia el sur.

Beso tus senos con pasión desmedida. Tus senos firmes. Tus senos que se acuerdan de mí. Beso tus senos. Tus senos que tienen el mismo magnetismo de otras tardes y de otras noches. Beso tus senos con locura. Y vierto vino sobre tus senos. Soy un dipsómano de tus pechos bañados con vino. Beso tus senos. Beso tus senos sabor a vino tinto. Deslizo mi boca, mi lengua, mi locura sobre el surco que separa tus senos. Tus senos, el vino, mi boca, tus latidos, mi lengua, tu piel, mi lengua, el vino, mi lengua. Siento y escucho tu palpitante corazón. Oh, tu palpitante corazón. Beso tus senos. Tus senos que juegan y saltan. Beso tus senos. Te regalo una pizca de dolor que mas es placer: muerdo suavemente tu pezón. Te gusta.

Voy hacia el sur.

Beso tu vientre cálido. Beso tu vientre que es playa de verano. Beso tu vientre donde habitan trémulas mariposas, inquietos pececillos, graciosos delfines, venenosas serpientes, enormes dinosaurios. Beso tu vientre. Beso tu vientre ignoto y fértil. Beso tu vientre. Te estremeces. Beso tu vientre.

Voy hacia el sur.

Beso tu muslo. Te estremeces. Beso la frontera de tu selva negra suavemente. Te estremeces. Hay una electricidad que recorre tu cuerpo. Te estremeces. Hay un fuego que consume tu piel. Te estremeces. Ahora beso tus labios que no son de tu boca. Te estremeces. Y hora despliegas tus alas y levantas vuelo. Te estremeces. Escucho tus gemidos. Siento tu danza. Hay un temblor. Siento el temblor. Te estremeces. Y beso tus labios que no son de tu boca una y otra vez. Te estremeces. Beso los labios que no son de tu boca con mi lengua huracanada. Te estremeces y vuelas. Y remojo mi lengua entre tus labios que no son de tu boca. Tu boca, tu boca, tu boca que no es boca.

Estoy en el sur.

Somos dos locos: mi boca y tu boca que no es boca. Te agitas. Y mi lengua se sumerge en tu pecera. Te agitas. Mi lengua de fuego rema entre tus labios de tu boca que no es boca. Mi lengua entre chapoteos y remojones. Te agitas. Y toco tu punto infinito.

Explosión.

Caos.

Fuego.

Dios.

Locura.
Mi lengua saborea tus labios que no son de tu boca. Te agitas. Mi lengua es incansable, insaciable. Soy un fiel devoto de tus labios, amo y esclavo de tu punto infinito, Nicolle. )



PARTE del relato JIM FUK YU.

domingo, 6 de septiembre de 2009

CRÓNICAS MARCIANAS


Uno de mis autores norteamericanos favoritos es Ray Bradbury. El primer libro que leí del autor, hace más de tres años, fue Crónicas Marcianas. La obra fue editada, en esta ocasión, por Minotauro(1998) y contenía un prólogo del escritor argentino Jorge Luis Borges. Confieso que cuando vi el libro no sabia absolutamente nada del escritor norteamericano. Más aun, una de las razones por el cual adquirí el libro fue, principalmente, por el prólogo de Borges y otra razón... bueno, soy adicto a los libros y eso es todo. Pensé que, de alguna manera, el prólogo de Borges fue una recomendación, o invitación, a la lectura del libro. Y así fue. Borges recomendó una buena, y exquisita, lectura. El libro de Bradbury, desde entonces, entro al club selecto de mis libros de cabecera. Yo, a partir de entonces, también recomiendo Crónicas Marcianas a mis poquísimos amigos-lectores compulsivos.
¿Ciencia ficción? Para un lector que haya navegado por la superficie del océano Bradbury quizás, ciencia ficción, sea la categoría donde ubicar, comodamente, la obra del escritor. Estoy convencido, sin embargo, que toda literatura es metáfora. En ese sentido, si nos sumergimos en el océano Bradbury, encontraremos el verdadero y rico universo. La simulación del futuro parece ser, en manos de Bradbury, una pesadilla real que lo vivimos ahora, en nuestro siglo XXI, si desnudamos las metáforas. El tiempo cíclico, además, esta presente, parece ser, como una advertencia. Y los sueños son lecciones, exploraciones y experimentos que dejan más de un mensaje a nuestra una realidad, ¿nuestro mundo? La realidad y la ficción intercambian vuelos de una manera instructiva. La ficción simula una realidad que no es distorsionada, sino, por lo contrario, transformada sólo en forma, pero no en esencia, para explotar, y simular, un mundo ya vivido, acaso cíclico, o que se nos viene.
Te invito a la lectura del libro imberbe lector.
P.D. Imberbe no es sinónimo de imbécil.

sábado, 5 de septiembre de 2009

PEQUEÑOS DETALLES


Esta noche vi una lágrima, era hermosa y triste a la vez. Lo siento. Esta noche, mientras nos amamos, escuché tus latidos de cerca, muy de cerca, era la música suave y vivificante que emergía de tu pecho. Te quiero. Esta noche, después que te fuiste, sin irte jamas, y me diste un beso de despedida antes de subir a tu combi, sentí el calor inmeso de tu amor. Te quiero. Esta noche, después que hicimos el amor(nos cuidamos con preservativo, pues estas en esos días donde tu semillita, el ovulo, puede tener millones de visitantes, mis espermatozoides), sólo sé qué, como un loco, espero tu regreso a mi biblioteca-habitación otra vez. Esta noche nos olvidamos, por n-enésima vez, de ver la película PERSEPOLIS(the film Iran didn't want the world to see) en mi laptop y, en su lugar, hicimos el amor. Sí, el amor y no sexo, cosas muy diferentes. Esta noche, después de tus dos orgasmos alucinantes(eso me dijiste y yo lo sentí, humedamente, en la piel de mi pene pero con su ponchito), he comprendido que amarte es mi oficio y, también, mi vicio, pero, sobre todo, es sentirte muy cerca y vivirnos intensamente. Te quiero. La próxima noche, nuestra noche, sólo quiero regalarte una rosa roja, oh roja, ver la película con la voz de Sean Penn, quizás ir a Huanchaco si hay buen clima por la tarde y ver cerrarse el ojo del sol, pero sobre todo decirte una vez más, con mi devoto silencio, que te amo mucho mi amor, mi amor de lindos ojos. Ah, perdió Argentina ante Brasil. Maradona puede ser un Dios, pero no un DT. Lo siento por tu amigo argentino.
Nunca olvides que te quiero.

UN LIBRO DE CATHERINE SHAW


Catherine Shaw no es su nombre, es su seudónimo. La autora es, eso sí se sabe, una matemática. El libro de Shaw que llego a mis manos, hace una semana, es La Incógnita de Newton. Aunque el título original del libro, en su idioma original, es The Three-Body Problem (que es, en realidad, un famoso problema matemático que planteó Newton), parece ser, en mi opinión, el más adecuado, mas no el más comercial. Pero esta de moda, parece, entre los editores, relacionar títulos y genios. El Código Da Vinci, por ejemplo.
El libro es una historia, digamos, de crímenes de matemáticos mientras tratan de resolver el famoso problema de Newton. Se exige al lector cierta cultura matemática. La autora, sin embargo, es muy clara y precisa en presentar y explicar problemas que pueden ahorrar mucho trabajo al lector atento en asuntos matemáticos. Los mayoría de los personajes son ficticios, pero muchos personajes existieron en realidad(matemáticos famosos son mencionados y participan como personajes), como por ejemplo Poincaré, Kronecker, Dirichlet, Mittag-Leffler, Cayley, Weierstrass, Kovalievskaia y el escritor famoso, también matemático, que usa el seudónimo de Lewis Carroll. También recuerdo que el genio, y poliglota, de Joyce habla del matemático francés Henri Poincaré en su obra Ulysses
Algunas cosas que cito del libro y que no es por un asunto aleatorio, sino para resaltar que la autora conoce la naturaleza de su oficio de matemática y, además, de escritora:
Oh, Akers era un buen matemático, con su cerebro rápido y perpicaz, pero carecía de algo que lo había convertido en genio. No poseía el don de la visión de conjunto de las cosas.
...
-...Para un matemático, las ideas son más valiosos que las propiedades. Un matemático preferiría perder sus dinero o sus pertenencias antes de perder las ideas.
Chau, imberbe lector.

MATHEMATICAL WORLD


Nada nuevo a fuera, en el mundo y en esta ciudad. Sólo hay bulla, bulla y más bulla. Mi universo no es mi habitación, sólo es en un refugio o un lugar para el auto exilio, quizás una especie de paraíso para estar en otro paraíso. Yo me entiendo.
Salí a desayunar cerca de aquí(mi biblioteca-habitación). Tuve que soportar a unas viejas cucufatas y potonas. Tenía ganas de mandales a la mierda. Me jodia toda moralina y su cinismo. Les mande a la mierda. Me sentí feliz.
Hay otro país de la maravillas(el otro es la literatura), vive entre las ideas y los símbolos, existe y es bello. Las ideas germinan y abren puertas a otros universos y conectan mundos. No sé lo que es rutina viviendo en este universo. Imposible aburrirse. Hay tantos mundos ahí. Yo sólo soy un explorador incansable. Navegar en sus aguas es un placer exquisito. Vivo entre esta selva de ideas y relaciones y belleza suprema. Chau.

viernes, 4 de septiembre de 2009

TIPOS DE POETAS




  1. Poeta diabólico. Le gusta evocar a satanás, cree estar poseído por algún demonio y también cree ser el bebe no reconocido de Rosemary. Y, para ser más maldito, le gusta citar versos de Baudelaire. Es un chico malo, muy malo, el más malo de los malos.

  2. Poeta analfabeto. Escribe poemas pero no lee ni mierda.

  3. Poeta conyuntural. Es poeta porque esta de moda. Acude a las ferias de libro para mostrar su triste show y todos sus complejos a una audiencia que lo soporta por 'educación' (pobres víctimas). Le gusta las cámaras de televisión más que a un político en plena campaña presidencial.

  4. Poeta concurso. Participa en concursos de poesía y da consejos poéticos a los demás(los iniciados). Se cree un profesional del verso y espera ganar algún concurso de poesía como si fuera la lotería. Su vida es tan triste y llena de falsas esperanzas.

  5. Poeta centralista. Es fan de los jurados de los concursos de poesía que se realizan en la capital y trata de seguir sus tendencias poéticas(convenientemente). Cree que Lima es el Perú y el Perú es Lima. Espera algún rebuzno crítico a su favor de algún poeta consagrado para ganar nombre y estatus. Es bien franelero.

  6. Poeta patriota. Cree en la patria y construye versos heroicos. Es capaz de morir por un trapo insignificante llamado bandera. Es bien cojudo.

  7. Poeta intelectual. Generalmente es pura pose.

  8. Poeta sub-realista. Junta palabras aleatoriamente y a eso lo llama poesía. Es tan falso como bush y obama(los nombres de personas se escriben con mayúscula, este no es el caso). Esta clase de poetas abundan en el mercado y son como hierba mala(aunque también llevan hierba buena en los bolsillos).

  9. Poeta existencialista. Cree que citando a Sartre ya es un poeta existencialista. Es un poeta tan contradictorio como un existencialista sin vivencias. 

  10. Poeta político. Espera que le den una embajada en París. Se cree muy pulido y sabio por citar las frases de escritores que ganaron premio Nobel. A menudo son canditados presidenciales frustrados o ex parlamentarios. Su vida es una completa miseria. Están proliferando como zombie.

  11. Poeta Romántico. Generalmente sufre de masturbación compulsiva y no puede hablar con las mujeres. Es reprimido sexual. Tiene muchas decepciones amorosas y sufre de eyaculación precoz.

  12. Poeta canino. Le gusta aullar con sus poemas y lee muchas veces a Allen Ginsberg, un drogadito al  que considera su dios.

  13. Poeta drogadito. Utiliza la droga(es su excusa)para producir versos excelsos por el exceso y abuso de drogas. Cree que vive en alguna suerte de paraiso artificial. Sueña con ir a la selva y tomar ayahuasca para considerarse un poeta espíritu-dual. Vive siempre en un estado alterado de consciencia. Necesita un internamiento para desintoxicarse con urgencia. 

  14. Poeta anticristo. Dice ser ateo y cita mucho a Nietzsche aunque nunca ha leído sus libros. En realidad está en la etapa de camello(De las tres transformaciones, leer Así habló Zarathustra) y ahí se quedará por siempre. Nunca podrá entender a Nietzsche  pues carece de un requisito: ser espíritu libre.

  15. Poeta erótico. Generalmente sufre de masturbación compulsiva. Nunca vio una vagina mas que en revistas porno y videos triple x que se cuelgan en internet(xvideos!!!).

  16. Poeta abstracto. Escribe tonterías y a eso lo denomina una poesía compleja y abstracta. No tiene ningún talento. Es ocioso.

  17. Poeta incomprendido. Se siente incomprendido y le gusta esa pose del ser extraño, pero es más común que simpatizante de partidos políticos. Envía solicitudes a las municipalidades o a las empresas con la esperanza que publiquen su excelso poemario en nombre de la cultura. Vende su conciencia y su capacidad de razonamiento cuando algún partido político le publica sus escritos. 

  18. Poeta minimalista. Es tacaño.

  19. Poeta periodista. Es impotente y resentido. Le gusta hablar mucho de sí mismo cuando escribe en el periódico. Tiene complejo de inferioridad. Es bien cojudo. Da consejos y técnicas de cómo escribir bien en sus talleres que organiza. Escribe a pedido. Es un pobre puto y le encanta escribir y hablar mal de las personas que no le cae bien.

  20. Poeta abogado. Generalmente es corrupto. Se cree poeta porque esta de moda y porque ha leído, dizque, muchos  libros de derecho(una perdida de toda una vida en huevadas). Su vida es tan trágica como la tragedia griega y  toda una perdida de tiempo como la vida de cualquier político o sacerdote. Sólo existe pero no vive. Es un imbécil más que estudió leyes, dizque,  para buscar un estatus social. Triste existencia.

  21. Poeta ecológico. Defiende el medio ambiente pero contamina más que un norteamericano promedio.

  22. Poeta cursi. Hay muchos en Trujillo, Perú.