miércoles, 2 de diciembre de 2009

COMERCIAL DE TELEVISIÓN


Un lunes cualquiera nos despertamos y encontramos una nueva cortina de humo o un nuevo faenon. Un lunes cualquiera nos despertamos y miramos muchas telenovelas mexicanas para llorar(imbéciles). Un lunes cualquiera nos despertamos y encontramos a los apristas y fujimoristas como hermanos(o complices). Hacemos unos cambios(de ministro por ejemplo o ponemos a un perro de raza pastor alemán en el ministerio de justicia), encontramos la formula de los pishtacos, pues la virgen que llora ya no funciona y cambiamos las siglas de la PNP(Pishtacos Nacionales del Perú). Y cuándo nos veremos con los demás, al borde de una mañana eterna, desayunandos todos sin que el programa del vaso de leche nos robe la leche y sin que este presente el presidente gordito, pues queremos comer algo. Un lunes señor Vallejo, un lunes general Octavito, un lunes en que nos acostamos temprano y despertamos con la casa vacía porque los choros nos hicieron mudanza. Y hasta cuando estaremos esperando lo que se nos debe,señor presidente gordito(justicia por Accomarca, por ejemplo).