domingo, 21 de febrero de 2010

DESPUÉS DEL FRANCOTIRADOR

Es más de media noche. Acabo de ver el programa del Francotirador de Jaime Bayly que, personalmente, y también para muchas personas, sería lamentable, y trágico, si fuese el último. Pues es, entre otras cosas, mi fuente inteligente de entretenimiento y diversión. Y, además, Bayly estaba contribuyendo al debate político de una manera interesante, liberal, y, sobre todo, honesta. Había que decir que no tengo televisor. No me he acostumbrado a ese aparatito. No nací televidente. Para ver el programa de Bayly molesto a mi vecina o, como ahora, a un amigo de mi pensión una vez a la semana. Las veces que veo televisión son sólo los días domingo y, aunque usted no lo crea amigo lector, sólo es ese único día y a la hora de Bayly. Razones, creo que esta demás decirlas. Me gustan las tertulias inteligentes, espontáneas y divertidas. Bayly tiene todo eso. Además soy su lector. Leí su primera novela, si más no recuerdo, en el primer año del colegio. Nadie me había recomendado el libro. Mis padres no tenía control de mis lecturas y, por otro lado, me las ingeniaba para leer lo que me da la regalada gana. El libro sólo llegó por casualidad a mis manos por un compañero(no es aprita) que estudiaba en una universidad limeña y que venía de vacaciones a su tierra natal. En esa época mi compañero me dijo(creo porque a él no le había gustado el libro y se había arrependido de su compra al leer las primeras páginas) lo siguiente: llevate esa mariconada. Yo había tomado el libro. No permitiría que se lo botará sin antes leerlo. Es decir, sin antes hacerle justicia. Tenía la curiosidad de saber, al final de la lectura, cómo es que un libro puede ser 'maricón'. La verdad que, en un principio, leí el libro con cierto morbo y exitación, pues estaba en una época calenturienta de mi vida, había dejado de ser púber y me preparaba para conocer más, a fondo, el cuerpo de las mujeres. La verdad que el libro no me pareció tan escandaloso como se decía. Los que eran escandaloso eran los lectores cucufatos de nuestra sociedad cucufata. Me gusto la prosa ágil y provocativa de Bayly. Aunque en la última edición, dice Bayly, lo ha retocado, yo prefiero, de todas maneras, tal como lo leí en la primera edición. Quizás se tiene mucho miedo a Bayly, pues desnuda a la sucia política y eso no le gusta a muchos políticos. Desnuda a la política en el sentido de ser honesto, lo cual no es bueno para ningún político tradicional y muchos oportunistas( ayayeros y soboncitos) que hay en el Perú. Los políticos son deshonestos, como todo político, y ser honesto no es, claro está, una buena carta de presentación política. Bayly está siendo honesto, ha puesto sobre el debate temas interesantes. Lo cual no quiere decir que uno deba estar de acuerdo con él o que va suceder lo que quiere Bayly. Las ideas están para discutirlas, mejorarlas, corregirlas o rechazarlas, eso es lo que se tiene, y se debe, aprender en la campaña electoral que se viene o ya esta calentándose. Lo que no ha aprendido la mayoría de los electores, el pueblo peruano, es discutir ideas, escuchar opiniones, tolerar, proponer o refutar. Parece que se tiene una cierta tendencia a aceptar el populismo, la demagogia o el oportunismo de nuestros candidatos presidenciales o presidentes, es decir, a ser engañados a escala nacional todo el tiempo o, eso que esta de moda, ser víctimas de cortinas de humo. Yo ya estoy cansado de discursos. El Perú es cierto, ha cambiado. Pero su cambio no es radical o ascendente, cualitativo o revolucionario, es sólo un cambio de pollera.Yo apoyo a Bayly por su interés primal que pone al asunto de la educación. Pues estoy convencido que la educación, la verdadera educación, cambia a un pueblo como también previene la intolerancia. Sobre el asunto Ortiz y su acompañante de escenografía(Miyashiro, ¿así se escribe?), creo que Bayly tiene toda la razón en pensar que estos son los monos de circo. Sí alguien toca injustamente a mi chica o a mi mejor amigo, yo también le meto todo mi arsenal por el...bueno, eso ya les dejo para su anal-ítica imaginación. Escribir un libro, en el Perú, no es asunto que llame la atención o sea digno de admirar. Pero al diablo lo que piensen las mayorías. Escribir un libro demanda, entre otras cosas, tiempo, esfuerzo, placer, sacrificio y sudar la gota gorda de los sesos (y de la tinta). Los que han escrito por placer o por cualquier otra cosa, saben muy bien eso, y saben que un libro es un hijo querido, bueno o malo, pero hijo a fin al cabo. ¿Beto y su acompañante de escenografía saben eso? No sé. 'Beto tú a saber'. Sí, se tiene miedo a Jaime. El poder, y los políticos tradicionales, no ven con buenos ojos la candidatura de Bayly por la razón de que está abriendo los ojos a un electorado cegado, engatuzado y manipulado por los políticos tradicionales por décadas. Si la mayoría de los peruanos tuviera una educación de primera, estos políticos de ahora tendrían que desaparecer, nadie caería en sus garras-trampas-promesas. Y sus discursos tendrian que cambiar, pues el pueblo ya no es el mismo, ha cambiado, se ha educado. Imposible que sobreviva el floro o la manipulación de masas. Espero que Bayly siga en esta carrera. Que siga diciéndoles lo que tiene que decir a todos esos periodistas chupamedias, interesados, calculadores y egoístas. Claro, no hay que olvidar que el soboncito, el chupamedia o el ayayero son, desgraciadamente, personajes casi folclóricos en nuestro país ¿No señor ministro de justicia? BAYLY PRESIDENTE!!!
Me voy, pero volveré.

miércoles, 17 de febrero de 2010

24 HORAS

Pronto llegará la luna llena con su ojo inquisidor y jodido. Pronto llegarán también las noticias, malas o buenas, pero noticias al fin y al cabo. He decidido terminar con ese asunto de 'analizar' mi sueños, de apuntar cada detalle onírico o imagen extraña como un maniático. Así que, de algún modo, he destruido todo mi laboratorio de los sueños con una bomba atómica:he botado mis papeles a la basura. Me resisto a entrar en la matrix, lucho cada instante. Quisiera escribir todo el día y estar metido en la selva de los números hasta mis últimos días. Ah, pero eso de levantarse, ir en busca de trabajo, soportar a la gente y sus olores, la bulla, los claxons y el CO2, etc. Mis libros deben estar resentidos conmigo: no les he hecho mucho caso. Espero que me perdonen, ya les daré todo el tiempo justo y necesario que necesiten. Me voy.

lunes, 15 de febrero de 2010

SOBRE 'BAGUATAR'

No me acostumbro aún al celular y con frecuencia me olvido que tengo que alimentarlo(o debo decir amamantarlo) con electricidad y también con dinero(regargarlo). La verdad que estos celulares se están pareciendo a una especie de cyberbebes. Pero en esta ocasión mi celu estaba bien alimentado y timbró a eso del medio día. Yo estaba leyendo Los pilares de la Tierra de Ken Follet con un placer exquisito, cuando grito el celu y me saco del mundo de esos interesantísimos personajes y sus catedrales góticas. Al otro lado de la 'onda'(o debo decir la línea), estaba mi enamorada y me dijo que su tío pasará unos meses más de vacaciones en la cárcel (y todo, en esencia, por sexo y mujeres, dinero y celos, la doctora Sacieta y su ley)y que había leído en un periódico, a vuelo de pájaro parece, el titular: cuidado con 'Baguatar'. La verdad no soy un ser que compra periódicos. Las veces que he comprado periódico sólo fue para buscar trabajo. Por ejemplo, leer La industria, un diario de esta ciudad, Trujillo, me produce cierta diarrea mental. Sus 'escribidores' parecen ser, o son, soboncitos por naturaleza, ayayeros hasta por gusto, alienados 'culturales', lectores monses que escriben sobre lo que leen( o husmean) para darse de intelectualitos, proselitistas políticos solapas(pero bien ayayeros y mercenarios), 'monaguillos escritores' promoviendo su 'universidad' en su sección 'religión', putitas ofreciendo su culito en la sección relax que casi a superado a la sección empleos(también es un trabajo y me divierto mucho leyendo la prosa de esa sección), moralistas chabacanos y cursis, catedráticos que escriben por encarguito, los escritores cortinas de humo, moda europea, fotitos de la gentita, que la U y la alianza, los que odian al alcalde y los que no, los escritores compañeros, etc. Bueno, ¿por dónde iba? Bueno, era sobre la llamada de mi enamorada. El asunto es sobre la palabra 'Baguatar'. La verdad no me interesa si esa palabra lo acuñe yo o otro fulano. Lo que me interesa es divulgar los problemas que hay en la selva. Ya he escrito que el grupo romero está destruyendo al selva en San Martín de una manera 'bestial'(http://www.youtube.com/watch?v=viE6CusL4bM) y eso no parece importar a nadie acá, más aún, suena como una noticia más. Sin embargo, más importante es alguna cosa que hizo Magaly, una vedette putona o un puto jugador de fútbol. Bueno, sigamos. El asunto de relacionarlo con la película Avatar y Bagua, y de que esa suma resulte Baguatar creo que es, en mi opinión, una manera casi evidente de relacionar las ideas y que cualquier fulano lo hubiera hecho. Pero vamos a lo más importante, y dejemos ese asunto de palabras y autorías rídiculas a esos idiotas de las palabras. El asunto es la indiferencia y, sobre todo, un problema de 'cosmovisión ignorada'. Me explico. Para un costeñito acostumbrado a las pistas, la bulla del tránsito, los malls, la 'cultura', entrar a Internet, etc., la lucha de los indigénas por los árboles puede parecer un asunto de salvajes. ¿Quién lucharía por los árboles?, se preguntarán. Ellos no quieren el 'progreso' y el 'desarrollo', dirán algunos o quizás, rebusnarán, diciendo como nuestro gordo presidente: ellos no son ciudadanos de primera clase. Simplemente, en nuestro país, no sé quiere escuchar al otro. Sé quiere imponer una cultura, decadente en mi opinión, a balazos y golpes. Ya ha ocurrido con los apaches y los mapuches. No creo que el presidente y el grupo romero entienda sobre fotosintesis y, peor, aún sobre las cosmovisión relacionada con los árboles y las ánimas. Imposible. A esos seres sólos les importa el dinero, comer bien, hablar huevadas y hacerse los locos y, claro, cerrar negocios y pagar favores(la ley de la selva, por ejemplo, ¿no señor presidente?) Ya han jodido toda la costa, el mar lo han depredado, están jodiendo la sierra con las minas, ¿le gustaría tomar el agua potable de Cajamarca?, y ya están jodiendo la selva, todo eso con la bandera del desarrollo y el progreso, palabritas que les gusta usar a estos 'arquitectos del desarrollo'. Pero seamos honestos, lo están jodiendo todo. Estamos aniquilando un paraíso de una manera brutal. Me voy...pero regreso. Tengo que hacer algo...una revolución. Todavia no acabo de escribir. Ah, querido lector, corrige este b(o)urrador. Hasta pronto. Pero la idea está ahí, y sobre todo, la realidad es que lo están jodiendo todo en la selva.

sábado, 6 de febrero de 2010

EL AMANTE IMPERFECTO


Después de tu fugaz visita, esta tarde, día de San Valentín, a mí desordenada habitación de estudiante universitario...y puto. Después del vino, las rosas, tus agudos gemidos, tu sudor viajero, la música clásica—Mozart y Chopin— y, de tus labios, tu ay qué rico, no lo saques, amorcito; he reflexionado fríamente sobre mi situación…eso creo. Lo estuve pensando, pensando mucho, después que te fuiste sin irte jamás. Pero esta noche, interminable, hablo solo como un perfecto idiota. Son testigos de mi monólogo desgarrado mis libros de filosofía, un póster de manchas fuertes en rojo y negro del Che Guevara pegado en la pared de mi habitación, tu perfume hechicero que nunca se fue y se quedó gravitando para torturarme y, sobre mi escritorio, una copa de vino tinto—ese licor que tanto te gusta beber después que hacemos el amor y que me recuerda los versos de Baudelaire que dicen: el vino hace mi ojo más claro y mi oído más fino.
Es cierto, soy tu amante. Tú lo sabes muy bien. Pero no sabes que estoy loco por ti y que te quiero como mierda. Quizás no sea un poeta para expresar lo que siento con las palabras adecuadas y sin ser tan cursi. Sin embargo, intento desnudar mi corazón—o mis demonios—a la luz de mi realidad insoportable. ¿Fue sexo, o eso llamado amor, lo que tuvimos tan rápidamente, esta tarde? Tu querido esposo, como tú lo llamas, te esperaba para cenar, ¿no? Me voy, amorcito, tengo una cena con mi querido esposo, eso escuché de tus labios con tanta ligereza. Yo, en cambio, ardía por dentro.
Esta noche, maldita sea, solamente pienso en ti. Recuerdo nuestros encuentros furtivos y cómo nos devorábamos a besos. Era un vampiro embriagado de tus tetas caóticas y un explorador de tu selva negra…y húmeda. Y todo eso bastaba hasta ahora. Hasta ahora que me siento diferente, extraviado, bien cagado. Sólo sé qué este día, 14 de febrero, los hostales son invadidos por amores ridículos y también por amantes como nosotros. Pero yo estoy aquí, en mi habitación, hablando con el silencio como un imbécil.
No, no soy un amante perfecto como pensaba: soy un pobre diablo que sueña con musas y amores preteridos jamás olvidados, es decir, un romántico de mierda. Yo que me consideraba un amante perfecto, que formaba parte de triángulos—incluso cuadrados y pentágonos—amorosos y que no dudaba en seguir los pasos de Giacomo Casanova. Pero ahora, en cambio, estoy pasando una terrible crisis-pesadilla-infierno a causa de UNA SOLA MUJER: tú. Y, lo peor de todo, siento que es mi castigo por jugar con el fuego exquisito: MUJERES. He llegado, además, al extremo de pensar que me eres infiel. Qué locura, qué desesperación, ¿cómo una amante puede ser fiel al amante?, si, por definición, el amante ya está metido en ese asunto del adulterio. Soy, sin duda, un imbécil dos veces. Me estoy volviendo loco o, cosa peor, me estoy enamorado de ti. Cuanta razón tenía Tertuliano al escribir: Mujer, tú eres la puerta del infierno. Y por qué no hice caso, en su momento, a San Anselmo, obispo de Canterbury, que decía: No existe nada tan nocivo como la mujer; por ningún otro medio el diablo echa a perder tantos hombres que por la mujer.
Cada mujer era un maravilloso universo antes de conocerte. Un universo ignoto que yo exploraba con dulzura, con la ambición de conocer cada misterio de su piel y con el arte de hacer las cosas bien: satisfacerlas. Pero tú eres los primeros segundos del Big Bang: caos y fuego. Ahora estoy atrapado en tu explosión y no sé qué será de mí. Pensaba, también, que las mujeres eran como las olas: venían y se iban. Grave error. Tú, sin embargo, eres un huracán jamás visto: vienes, lo jodes todo, y te vas como si nada hubiera pasado. Eso explica por qué lo huracanes tienen, con frecuencia, nombres de mujeres; Katrina, por ejemplo.
Espero salir pronto de esta crisis más compleja que la crisis financiera mundial. Espero también que tú me entiendas—lo dudo—. Los asuntos del amor no se pueden entender con la arrogante razón; pero sí con la razón del corazón. No hay lógica en esto. Vaya, ya me estoy convirtiendo en el doctor corazón, hablando una y otra tontería.
No puedo decir muchas cosas cuando estoy a tu lado; enmudezco. Sólo quiero besarte, abrazarte, cumplir mi función de amante. Y, además, el tiempo corre como una flecha cuando estamos juntos y, cuando ya no estás, te extraño…te extraño mucho, muchísimo.
A menudo te siento fría. No lo tomes a mal. Eres fría en tu corazón; sin embargo, tu piel es cálida como la superficie de una piedra bajo el sol. Sólo tiramos y eso es todo, ¿no? Sólo me das tu cuerpo, nunca tu corazón. También odio que me cuentes de tus amantes pasados y me compares con ellos. Yo me hago el loco y me calló como si no me importará, pues debo ser tu amante perfecto y saber compartir tus labios. Pero sufro…sufro mucho.
Escribí algo esta mañana. Quizás sea una catarsis inútil, un escape en forma de palabras de toda mi agonía febril o, simplemente, sólo palabras o, en último caso, huevadas mías; pero, de ningún modo, poesía:
Ya no soy el mismo. Ahora mi corazón palpita apresurado al oír tu voz y me estremezco cuando tu piel se une a la mía. Y en el recuerdo de los días de ballet y rosas y besos y vino y poesía y música, queda tu nombre: Miluska.Quería entregarte, esta tarde, lo que escribí. Pero desistí una vez más. Sólo sé qué llegaste y, de pronto, empezamos la danza de los cuerpos desnudos otra vez. Eso fue todo. Una visita fugaz y dinámica. Una sesión de movimientos estrambóticos. Una gimnasia apresurada y sin ritmo. Mecánica de cuerpos y fluidos. Transferencia rápida de calor y la Segunda Ley de la Termodinámica. Física y química aplicada. Ecuación de difusión en tres dimensiones y al rojo vivo.
Te fuiste. Ya no estás y estás a la vez. Sólo un tierno beso me bastaría ahora, pero tus besos se van contigo y sólo queda tu mirada clavada en mis ojos como tus frías despedidas que me recuerdan al jodido invierno; plúmbeo, gris, lánguido, desvaído, panza de burro; de esta ciudad. Y me das, cuando ya te vas, eso que tú llamas una propinita—cien soles que, lo admito, me sirve para comprar ciertos libros, ahora con lo caro que están—y me dices con cierta ironía: hasta pronto, amorcito. Sí, soy tu puto enamorado, un-puto-de-mierda-que-se-calla.
Pensé tratar esto, digamos, con el entendimiento, con la razón. Tratar de ser, al menos, una aproximación tosca de un romántico racional (¿…?). Soy honesto, no lo estoy logrando. Toda esta situación me produce CAOS. Me duele todo esto. Duele amarte en secreto.
Al final del amor como tal, y de lo que yo considero maravilloso, tú me haces sentir mal, diciendo mucho sin decir nada. Pero yo me resisto a creer tus palabras—como por ejemplo: estuvo rico hoy, amorcito— y prefiero, tercamente, soñar que nos amamos y recordar tus mordiscos hirientes, tus uñas afiladas surcando mi piel, tus orgasmos con gritos, tus pies blancos y hermosos, la cera caliente que derramas sobre mi pecho como si fuera el crisol donde se mezclan el dolor y el placer—una exquisitez y cortesía de tu parte—, el humo de cigarro que sale de tu boca de femme fatale y, oh dios, esa pequeña y exquisita dosis de sadomasoquismo: tú atada a mi cama y vestida de enfermera—aunque tu profesión es administradora de empresas—mientras hago lo que tengo que hacer: castigarte dulcemente, ser un Eros Tirano. Hasta ahora, no te digo nada de todo esto. He aceptado todos tus juegos y disposiciones, fantasías y locuras, el dolor placentero y placer doloroso, el nervio torturado y mi piel encerada. Todo. Me he vuelto un huevón que se calla; pues debo ser tu amante perfecto, ¿no? Además, debo admitirlo, también disfruto sometiéndote, amarrándote y vendándote los ojos. Hacer todas esas cosas que te encanta hacer. Pero yo no sabía, hasta que te conocí, que albergaba demonios desconocidos en mi ser, demonios que los descubrí contigo desde que conocí tu infierno-paraíso. Sin duda, no me conocía del todo. Sí, tal vez sea causa de tus jueguitos eróticos; pero he descubierto exquisitos placeres en ti… me gusta.
¿Qué amo cuando te amo? No te pediré que hagas algo por mí. Es inútil. Sé qué no lo harás. Seré paciente. Lo prometo. Será difícil dejar de volar en tu cálido vientre y dejar de saborear tus labios si te digo que te amo. Amo tus misterios y tus volcanes, amo tu sonrisa y tu locura. Todo es lindo y rico cuando estamos juntos, todo. La verdad, para tu misteriosa edad, estás muy pero muy buena. Y nuestro amor es cosa de dos—mentira, es cosa de tres—y ese secreto que tienes conmigo nadie lo sabrá…, como dice la canción. Todo quedará así: yo, Marcos, tu amante; y tú, la señora de García. Te tengo y no te tengo, ese es el dilema. Pero ahora, dudo que te diga todo esto, sobre todo que te amo. Me callaré una vez más para no perderte y seré feliz contigo…mientras no te ame.
Esta noche estás con él en sus brazos, sobándote en su cuerpo, tirando. A mí, en cambio, la rabia y los celos me desgarran por dentro. Pero mañana será otro día y estaré de nuevo contigo. Pues él, tu esposo, viajará a trabajar en Antamina y te dejará sola por quince días: mis días contigo. Y yo…yo seguiré siendo tu amante, tu amante imperfecto.

(CUENTO DEL LIBRO JIM FUK YU/borradores/TRUJILLO/2005)

All you need is LOVE (and FUCK)

YA ERA HORA QUE AGARRES A ESE CUPIDO ESCUPIDO. YA ERA HORA QUE LO CHUPES EL OJO. YA ERA HORA QUE LE DES UN PUNTAPIÉ EN LA LENGUA. ESTE ENANO ALADO, Y HUACHAFO, YA HIZO BASTANTE DINERO CON ESE CUENTO DEL DÍA DEL AMOR O DE LA AMISTAD.SÍ, ESE DÍA QUE ES ES, EN ESENCIA, EL DÍA DE LOS HOSTALES, LOS AMANTES Y EL DÍA QUE LAS FABRICAS DE CONDÓN HACEN SU AGOSTO EN FEBRERO.


Seamos honestos. Todo esto es insoportable. Es una situación bien huachafa. También de envidia y cólera por partes de los(las) que no pueden formar parte de baile y 'no la verán hoy'.

La compra de peluches y rosas se dispara este día(de condones también, lo cual es bueno, pues hay cierta consciencia). Esa moda de regalar peluches y esa manía de coleccionarlos nunca logré entender, quizás por mí alergia a esos trapos rellenados que, por pedazos, sirven para borradores de pizarra. Hoy día se dan de poetas, de amigos, de cantores, de cacheros, de amantes, de putas, de gigolos, de borrachos. En fin, se incrementa la cantidad de actores de una comedia o tragedia. Todos siguen el baile de monos.http://edhibert.blogspot.com/2010/02/love-is-all-you-need.html

jueves, 4 de febrero de 2010

LETRAS O NÚMEROS

Quizás, querido lector(escasos hoy en día), te has encontrado con esa disyuntiva exclusiva al postular a algunas universidades(o algo parecido con nombre de universidad). Quizás hayas tendido que comprar un prospecto para letras o para ciencias. Sí, tenias que elegir o ya lo habías elegido años antes según tu inclinación por alguna manera que es considerada de ciencias o de letras. Seguro también que has escuchado decir a tu profesor: vas a postular a ciencias o a letras. La verdad qué yo no sé que mierda eso eso, es decir, elegir entre números o letras. Nunca he visto al mundo de las letras y de los números como cosas excluyentes. Creo que eso es uno de los principales problemas de la educación peruana. Recuerdo a un buen profesor que tuve en la universidad, y que decía con cierta ironía: yo exijo a un estudiante graduado en la universidad que sepa por los menos dos cosas: saber leer y escribir. Su exigencia era válida y, sobre todo, contenía una implícita, y trágica, verdad: los universitarios de hoy no saben leer ni escribir. Sea matemático, médico, ingeniero, abogado, debe saber leer y escribir, ¿ no? Sí, seguro dirán, pero yo sé leer. Lo voy a decir así: una cosa es leer y otra es leer(comprensión). Claro, también está el grupo de los analfabetos funcionales: son aquellos que sabiendo leer no leen. Es trágico ver a un matemático en una conferencia sin saber expresar sus ideas y usar un vocabulario incipiente. Ahora, por qué los número, seguro dirás voy a ser abogado o médico, y no necesito de eso. Bueno, a parte que muchas ciencias se están matematizando, las matemáticas ayudan a pensar, también es una herramienta que se puede extrapolar al discurso, la argumentación y al debate. Finalmente, hablar algo sobre la importancia de la lectura, a estas alturas del partido, sería redundar. Sí, quizás ha escuchado, a esos seres con escaso vocabulario, incapaces de expresar sus ideas. Y no me diga por qué la lectura, lector incipiente. Bastaría escuchar a algunos políticos o prefesionales. Terminaré escribiendo: letras y números.

UN ASUNTO DEL BELLO SEXO

Las mujeres, siempre las mujeres. El bello sexo siempre ha estado presente en los grandes acontecimientos. Siempre me acuerdo del seno de una mujer que lleva la bandera de Francia en un cuadro de Goya. Bueno, parece que tengo una fijación en los senos, pero es desde el punto de vista artístico, algo del subconsciente y, claro, cierta lujuria. También, en particular, en los grandes acontecimientos de mi vida, la mujer(o las mujeres), ocupan un sitial especial e importante. Debo decir, por un lado, que yo no puedo comprender a las mujeres, lo único que puedo hacer es amarlas y hacerlas reír. Por otro lado, no pienso que el hombre(bueno, si quieren el varón para no pecar de 'machismo del lenguaje') es superior a la mujer, o viceversa, sencillamente son diferentes. Me he encontrado muchas veces con mujeres que siempre están a la defensiva, como queriendo fomentar una guerra de sexos(no me refiero a hard sex, eh) y queriendo competir siempre en cosas del tipo: 'la mujer también puede hacer eso' o 'no me ayudes, yo también puedo hacerlo' o 'soy una mujer competente'. Bueno, en tales caos, y otros, yo por lo general soy siempre silencioso. Pero también he notado que tal comportamiento, o posición, o sentimiento de inferioridad, o lo que sea, a veces es convenido. Pues muchas mujeres resaltan su género por conveniencia, eso sí que me jode. Son de las frasecitas, 'soy mujer no me puedes tratar así' o 'soy mujer y merezco todo el respeto(como todo ser humano)', entre otras cosas. Bueno, yo no sé qué es feminismo, si eso es un club femenino o una federación del tipo, 'mujeres de todo el mundo, unios'; alla con ustedes. Hay toda una literatura y cátedra universitaria sobre el feminismo. Pero yo en vez de discutir sobre tyal asunto, prefiero, sin duda alguna, hacer el amor. Sí, es cierto que la mujer a luchado por sus derechos, y sobre todo por su inclusión y participación en la sociedad, en las últimas décadas. Sí, es cierto que aún hay un maltrato a al mujer, sobre todo maltrato psicológico y físico, lo cual lo deploro totalmente. Soy el primero en defender a la mujer, no por su género, sino por una cuestión de humanidad. Hay que colar muy bien en el grupo de las llamadas feministas, pues en los últimos años también han aparecido variantes bélicas que no hacen más que fomentar una diferencia inútil o una guerra tonta de sexos. Oh, jolie femme. Chau.

SOBRE ALGUNAS COSAS SIN IMPORTANCIA

El mundo moderno te exige cosas. Si el mundo no se adapta a ti, tú tienes que adaptarte al mundo. Si tú no te adaptas al mundo, el mundo tiene que adaptarse a ti. La última implicación, por el momento, es muy poco probable. Diablos, uno tiene que tener en cuenta tantas tonterías en su vida, una 'vida algorítmica', programática, casi determinada y otras veces monse. Naces, te vas a la escuela(te enseñan muchas mentiras), al colegio(más mentiras), a la universidad(mentiras más refinadas), buscas trabajo, te casas, sigues trabajando, te jubilas y luego te vas a la mierda(mueres). Bueno, esa secuencia, no se cumple para muchos(excepto el nacimiento y la muerte). Hacer una carrera profesional es para algunos priviligiados, por lo general muchos idiotas. Claro, no todos en el nuestro país pueden cumplir tal anhelo. Debo confesar que la palabra 'profesional' es antónimo de Leonardo Da Vinci. También debo decir que esa palabrita me produce cierta nausea, esos seres profesionales no pueden ver más allá de tres milímetros de sus narices, son seres robótizados y automáticos. Bueno, sigamos con eso del mundo moderno y algunos de sus detallitos. Lo diré así. No olvidar cargar el celular(lo olvido). No olvidar ver su e-mail(ciber-cocaína). Saber escribir en una computadora, lo cual no es lo mismo que saber escribir. Actulizarse, lo cual es sinónimo de desperdiciar el dinero en certificados de eventos académicos que no es otra cosa que la reunión de personas que no saben lo que dicen y, claro, hacer turismo. Estudiar inglés, leer y escribir en inglés; ahora, si no se lee ni se escribe en español, se podrá leer en...bueno, se entiende. Chau. Me voy.

miércoles, 3 de febrero de 2010

BAGUATAR


Vivíamos tranquilo en nuestro verde planeta. Vivíamos entre los árboles y los ríos, entre las ánimas y las plantas, entre el canto del monte y la voz del viento que se desdobla entre las hojas. Los hombres pertenecían a la tierra(pero la tierra no pertenecía al hombre), los hombres nacían de la tierra, de una sola madre, y todos eramos como hermanos, hermanos de sangre y tierra, de lluvia y sol. Conversabamos con nuestras plantas, nuestros apus, nuestras ánimas, nuestras piedras, y así, nuestra vida se enriquecía cada día con un mundo donde el hombre, la naturaleza y las ánimas compartian sus vuelos. Escuchábamos los ikarus del maestro, recibíamos su canto, recibíamos su luz. Todo transcurría bajo las hojas, bajo la luna, cerca al río, cerca a las nubes, bajo las estrellas, bajo los árboles, sobre la tierra, entre las ánimas y el cielo espectral. Y de pronto, llegaron los invasores, trajeron su bulla y sus asesinos, destruyeron a nuestros árboles, mis verdes hermanos. Destruyeron a nuestros ríos y asesinaron a nuestras aves. Matarón a nuestros hermanos que murieron por sus hermanos: los árboles.
Canto a los árboles y a mis hermanos de tierra. Canto a la lluvia que cae sobre la hojarasca crepitante. Canto al canto del pájaro feliz. Canto a los ríos. Canto, canto y canto.
Y mis hermanos lucharon por la vida, por su patria verde, por el porvenir, por sus hijos y las hojas.
Los invasores trajeron el fuego y la pólvora, quemaron nuestras tierras, quemaron mi sangre y mis venas.

lunes, 1 de febrero de 2010

OPINIÓN A

Sobre el congreso de la república se han dicho muchas cosas. En esta ocasión no les voy a repetir tales cosas por dos razones: no aburrirles y joderles el hígado. Yo no creo que el congreso tiene la culpa. Me explico. El congreso en el reflejo del pueblo. Nada nos debe admirar de los personajes del congreso que fueron, les recuerdo, elegidos por el pueblo. El pueblo, aún, es fácil de sorprender con discursos demagógicos y falsas esperanzas. Los políticos nada más hacen que aprovecharse de esta situación. De esa manera se sigue el ciclo circular que, cada día, parece alimentarse más. Un pueblo educado no sería presa fácil para estos políticos.

OPINIÓN B

No me admiro de las negligencias médicas en los hospitales del Perú, pienso que es una consecuencia muy natural. Me explico. Las facultades de medicina en las universidades peruanas han proliferado obedeciendo una línea más mercatislista que académica y científica como, claro, debería ser. Un médico ya no es un médico, es un hombre con un título bajo el brazo y un bisturí en la mano. Si hablamos de una verdadera acreditación en muchas escuelas de medicina(no por la ANR, pues es juez y parte del problema), nos encontraremos con grandes sorpresas. Lo que sucede ahora no es más que la cosecha, la cosecha de las negligencias, todas las que se cuentan y las que no se pueden contar porque, entre los médicos, se esconde algo de la mala cosecha. El problema también es análogo en otras profesiones. Así están las cosas.

CYBER-COCAÍNA


Sí. Eres un cybernauta más. Uno más entre los millones en todo el planeta. Lo sé por tus síntomas. Siempre con esa costumbre de entrar a ver tu e-mails como si un bichito raro te pica cada día y te llena de curiosidad, o acaso cierta dosis de angustia que te domina por segundos. Siempre esperando lo inesperado, siempre conectado, enchufado al mundo de los ceros y unos, fiel partidario del nuevo mundo cyber-orweliano o una víctima más. Eres una habitante más del cyber-espacio, un inquilino que vive entre links and web pages, entre esperanzas y ilusiones, entre mentiras y sueños de popularidad, entre un superhoroe o un perfecto psicópata. Y en ese mundo tú te lenvantas por sus mañanas, te bañas en sus duchas, te afeitas frente a su espejo, vas al baño y cagas entre el teclado y el mause, chismeas y haces el amor. Sí, claro, todo eso a su manera, a la manera del cybernauta, Sí, tanta tecnología para soportar tus cyber-gustos. Te has creado muchas personalidades en ese mundo. Quizás eres un galán on-line, un millonario buscando un amor, una mujer(siendo hombre) o quizás un cabro reprimido, quién sabe. Realidad o la otra cyber-realidad. Necesitas cierta dosis de cyber-cocaína todos los días, pues ya entraste a su mundo y ya no puedes salir, estás jodido.