viernes, 10 de julio de 2015

YOGUI BHAJAN





Hay dos maneras de lidiar con la mente. O bien tu mente está a tu disposición o tú estás a disposición de tu mente. Esto es franco, simple y verdadero. Siempre que estés sujeto a tu mente, actúas y te vuelves inferior. Empiezas a decir ...cosas como, "Yo no puedo cambiar mis sentimientos", "No puedo entenderlo", no puedo creerme a mi mismo". En ese momento no usaste tu mente para relacionar tu alma con tu vastedad. Tu fuiste sometido por tu mente.

Cuando tu mente se somete a tí, actúas y te vuelves superior. Tienes claridad y transmites tu excelencia. Tú piensas "Yo soy, yo soy". "Yo confío en que soy confiable". 



Excelencia, conciencia y calibre vienen a tí cuando haces que tu mente juegue el juego que tú y tu alma quieren jugar. Cómo podemos llevar esta relación a cabo? Por eso es que nosotros meditamos.

Tres minutos de meditación afectan el campo electromagnético. Once minutos de meditación cambian el sistema glandular. Treinta y un minutos de meditación le permiten a los fluídos del sistema glandular alcanzar a todas las células del cuerpo. Sesenta y dos minutos de meditación cambian la materia gris del cerebro. Dos horas y media de meditación cambian las células y los tejidos del cuerpo y reconstruyen todo el sistema. La persona es reconstituida tal y como si hubiera estado en el útero.


Yogi Bhajan

No hay comentarios:

Publicar un comentario