jueves, 7 de marzo de 2013

LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA PUEDEN SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DEL PAÍS



http://techland.time.com/2013/03/05/finally-a-billboard-that-creates-drinkable-water-out-of-thin-air/

La propaganda de esta Universidad es muy buena, no sólo porque  promociona su centro superior de estudios de una manera original y creativa, y además soluciona un problema concreto de una población, sino también porque refleja muy bien, algo que los políticos, o los que toman las decisiones en este país, se han dado el lujo de evadir o ignorar, que es:  la CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA PUEDEN RESOLVER LOS PROBLEMAS DEL PAÍS.  

Desde mi trinchera(mi blog) he tratado, a través de mis escritos y de otros amigos, abordar varios problemas. Uno de ellos es la necesidad de fomentar la conciencia, y sobre todo la importancia, y ahora la urgente necesidad, de promover la Ciencia y la Tecnología en el Perú. Tal vital ingrediente se está dejando de lado. Parece que la bonanza económica(que tiene parte de su origen en la extracción minera) está ocacionando una ceguera que puede ser mortal en un futuro cercano.

Los políticos en el Perú tienen una escasa o nula  visión sobre lo que la Ciencia y Tecnología, cuando es usado con responsabilidad, puede hacer por el desarrollo del país. En realidad hay una gran ignorancia de los políticos sobre el tema, incluso en el congreso peruano estos temas no merencen la atención debida. Un ciudadano se entera más de las discusiones políticas o personales, entredichos y tonterias, actos de corrupción y estúpideces de los parlamentarios que los temas de verdadero intéres nacional. El debate en el congreso sobre la necesidad, y ahora la urgencia, de promover la Ciencia y la Tecnología en el ps, sencillamente, es un tema que no es de este planeta. 
  
Tenemos un país que tiene muchas universidades y donde se graduan muchos abogados al año. Los científicos, en cambio, escasean y los pocos que tenemos emigran a otros países(principalmente a Brasil) donde la ciencia y la tecnología es una prioridad. Perú no necesita polítiqueros, necesita más científicos.

En el Perú se graduan a lo más 10 doctores en ciencia al año, en Chile esto se multiplica por 10. Sólo el 0.15% del PBI se destina a la ciencia y la tecnología en el Perú, en Chile está cifra se multiplica por 4. Esto es en realidad lo que nos debe interesar, no el armamentismo. Uno puede darse cuenta, entonces, que el patriotismo en el Perú es bien cínico, mediocre y huachafón. Brasil, donde abundan los matemáticos, físicos e ingenieros de nivel(pero ellos piesan que necesitan más), como los Institutos de Investigación Científica de prestigio mundial(el IMPA, sólo por citar un ejemplo), ha entendido muy bien sobre el factor Ciencia y Tecnología.  

A Perú le gusta el fútbol, es una cuestión de intéres nacional(y político), tiene bueno hinchas(gordos y dipsómanos), invierne en sus futbolistas que luchan por ir al mundial. A Brasil también le gusta el fútbol, y por eso invierte en sus Universidades que cuentan con Facultades de Ciencias del Deporte. No hablo de las cifras con respecto al fútbol en Brasil, pues ya no es necesario. 

Escuché alguna vez decir a personas, acá en Trujillo, en una escena de fanatismo ingenuo, la siguiente frase tan monse: 'sólo el apra salvará al Perú'. Cuando escuchaba eso, yo le replicaba, un poco por joder y un poco por ser realista, lo siguiente: 'mentira, sólo la ciencia y la tecnología salvará al Perú'. No voy a discutir ideologías políticas en este momento. Eso es perder el tiempo cuando existe problemas concretos que hay que resolver en el país. Además, ningún partido o grupo político, que yo sepa, aportó algo significativo al desarrollo, e implementación, de una verdadera política científica en el país. Lo que está queda claro, y de lo que estoy seguro, es que el Perú necesita científicos y tecnólogos para afrontar sus problemas, pues los políticos no han resuelto, ni resolveran, los problemas del país. Hay, además,  una sensación que el Perú está perdiendo, y sigue perdiendo, un valioso tiempo con los políticos, un tiempo que no se recuperará jamás si seguimos esperando mucho de los discursos populistas, los bailes de campaña y los intéreses personalísimos de cada uno estos seres parasitarios que viven discutiendo y vociferando todo el tiempo. Necesitamos con urgencia un batallón de científicos y tecnólogos, y no sólo cocineros, para resolver los problemas más fundamentales del Perú.

El presidente Humala, cuando era candidato, dió una conferencia en un prestigioso evento de científicos peruanos. En ese momento todo parecía indicar, en el candidato Humala, que él estaba muy consciente de la problemática(o había aprendido bien el guión) y  la necesidad de fomentar la Ciencia y la Tecnología en el Perú para su desarrollo sostenido. Pero del dicho al hecho...y al pasar de los tiempos, Humala siguió con el mismo modelo económico que tanto criticaba cuando era candidato. El continuos seguía.



Había la necesidad(tal vez convenida), quizás por campaña electoral y por ganar algunos votos (leer articulo), de crear un Ministerio de Ciencia y Tecnología que lleve el timón de una política de desarrollo científico y tecnólogico intensivo y serio en el país. Tal ministerio fue una propuesta que se estaba debatiendo por esos tiempos entre prestigiosos científicos peruanos que venian del extranjero con propuestas valiosas. Todo pareciótener sentido en aquel momento. Sin embargo, cuando Humala llegó al poder, la creación de tal ministerio fue, increíblemente, dejado a  un lado(leer articulo). La comunicación de tal hecho, además,  lo hizo, irónicamente, la ministra de educación.

Perú es un país que, en la actualidad y por el momento, goza de un auge económico, y eso se debe, principalmenete, gracias a la actividad minera. Los políticos, ingenuamente, se felicitan por tal 'logro' y más de uno  se cree, y pelea, por la autoría de tal desarrollo económico. El auge económico, donde la distribución de la riqueza es asimétrica, no será, evidentemente, para siempre. No hace falta ser un experto para darse cuenta de eso. La explotación de los recursos naturales sólo genera, a corto plazo, una decadencia total y destrucción de nuestro medio ambiente.  Eso nadie lo duda. El futuro económico del país, si seguimos ese modelo basado sólo en la explotación de los recursos naturales, es un camino totalmente irresponsable y suicida. 

Nuestra economía se basa, pues, en la explotación de los recursos naturales. ¿Hasta cuándo? Los índices económicos pueden ser alentadores, pero la concentración de la riqueza se está dando, cada vez más, en los bolsillos de algunos fulanos.  Evidentemente, el futuro y 'creci-miento' de nuestro país depende, parece, de tal explotación. Sin embargo se sabe, y eso es más que seguro, que los recursos naturales no son para siempre y, lo más grave, su explotación está ocasionando la destrucción de ecosistemas vitales para nuestra supervivencia, como son las cuencas y reservas de agua y también la deforestación, cada día más creciente, de los bosques en  la Amazonía. Tal esquema, además, está generando muchos problemas sociales a lo largo y ancho del país, algunos ya, tragicamente, consumados. 

Por lo visto, el gobierno actual, insiste con ese modelo irresponsable de desarrollo. Si bien es cierto que hay grandes necesidades en la población, pero tampoco podemos correr el riesgo de nuestra propia supervivencia y alimentar un burbuja que nos va a cobrar muy caro después. Hay que usar, y esto no es demagogía o humor, nuestro más valioso recurso: la inteligencia.

También, las organizaciones empresariales y el gobierno,  evidencian que la demanda de técnicos ha crecido en el  Perú, lo cual es cierto. Pero, si analizamos tal demanda, en realidad se a necesita de obreros, operarios de máquinarias; en fin, se necesita personal para la actividad minera y el sector construcción(actividades muy relacionadas), mas no especialistas en otras áreas. Tal necesidad, evidentemente, es mientras dure el 'auge' minero y de la construcción. Tampoco estoy diciendo que eso no es necesario, pero no representa un exigencia que obedezca a un verdadero desarrollo tecnólogico.  Un similar análisis se puede hacer con respecto a la 'vocación' de los jóvenes postulantes a las universidades. Es común ver que las carreras relacionandas con la construcción y la minería son, en este momento, las más populares. Como la ingeniería de minas, ambiental, civil o la carrera de arquitectura. Tal incremento de postulantes, evidentemente, no obedece en muchos de los casos a un verdadera vocación. 

Tal esquema o modelo de desarrollo económico, hay que repetirlo una y otra vez,  es totalmente irresponsable. Más aún, a pesar de estar en este auge económico, no se está realizando paralelamente, que yo sepa, una política de desarrollo científico en serio. No se están creando, por ejemplo, institutos de investigación o proyectos científicos. Las universidades sólo se han dedicado a lucrarse y las carreras científicas en esas casas de estudios o no existen(en el caso de las universidades privadas) o sencillamente están pintadas. Por otro lado, además, la universidad peruana urge de una nueva y verdadera reforma. 

UN ASUNTO VITAL. Si la principal necesidad de una país es alimentarse, hace rato que ya se debía haber creado el Instituto Nacional de Alimentos Peruanos, por así llamarlo. Tal Instituto se dedicaría a estudiar los alimentos oriundos a lo largo y ancho del país, para mejorar su producción y, de esa manera, alimentar mejor a la población. El Instituo, además, debería proporcionar la información científica y tecnologica adecuada para su manejo e idustrialización en la realidad peruana. Se puede crear, además, el Instituto Nacional de Biotecnología, pues hay una gran riqueza de plantas medicinales en nuestra Amazonía. Muchos de los conocimientos nativos, lamentablemente, se están perdiendo. Así también se puede crear el Instituto Nacional de Ciencias Fundamentales, etc.

En nuestro país escasean los Centros de Investigación Científica y Tecnológica y, además, las universidades no están en el nivel adecuado para tal fin. Es tiempo que el gobierno, y la empresa privada y todos los peruanos, comiencen a tomar en serio la Ciencia y la Tecnología para solucionar los problemas básicos del país

Hay que repertirlo, una y otra vez, hay que ternelo en cuenta, necesariamente: La Ciencia y la Tecnología, cuando es usada responsablemente, contribuye significativamente al desarrollo sostenido de un país. Tal necesidad, además, y en estos tiempos, es un asunto de supervivencia. Que no sea demasiado tarde. En todo caso, ya están más que advertidos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario