sábado, 22 de abril de 2017

LA CITA, LOS FLUIDOS MENSTRUALES Y LAS ECUACIONES DIFERENCIALES EN DERIVADAS PARCIALES


Muchas cosas ya no son como antes.
Y antes tampoco eran como ese 'antes'.
Nunca es como antes. 
Los cambios nos han invadido mucho. 
Sí, ya lo sé(y no sé nada): 
Heráclito: Nadie se baña en el río dos veces...
Y el cálculo diferencial: la derivada.
Sí pues. Los cambios están gravitando por todos lados 
y su razón de cambio tiene cierto apuro
Sí, los cambios. Muchos cambios.  
Se habla del cambio climático y el cambio de sexo y el cambio de política y el cambio de look y el cambio del modelo económico y el cambio del sistema educativo y el cambio en mi conducta, etc., etc, etc.

Ejemplos recientes. Temas de conversación. 
Siete huaycos urbanos han visitado la ciudad de Trujillo hace poco y esos fluidos, que con el tiempo se vuelven viscosos y después se vuelven polvo, han hecho lo que les da la reverenda y regalada gana en esta ciudad y, además, han jodido en pocos días(quizás la parte positiva de la tragedia) la carrera política del presidente regional, del alcalde de la ciudad y, como si fuera una espantosa interacción a distancia, ha jodido también la carrera política de una señorita viceministra que no sé quién diablos es pero tiene por nombre Eufrosina. Todo eso soporté escuchar de ella: la mujer de la cita. Y pensar que mis alumnos de la escuela se reían de Pitágoras porqué pusó los nombres  de "hipotenusa" y "cateto" a los lados del triángulo rectángulo. Sigamos. Pero estos fenómenos también han puesto en evidencia la falta de interés en el estudio serio de la mecánica de fluidos y, en consecuencia,  la pésima formación de los ingenieros en esa importantísima área de la ciencia y, en consecuencia, las malas obras de ingeniería y, en consecuencia, y en particular, la caída o desplome de los puentes. Bueno, estos cambios pueden servir para tomar consciencia pero también para estudiar más la mecánica de fluidos que involucra, hoy en día, aspectos analíticos sofisticados y herramientas computacionales cada vez más potentes. Sea lo que pasó con esos fluidos, pero "La ciudad cultural del Perú", una broma de mal gusto pero nunca un calificativo justo, se transformó, en cuestión de pocos días, en "la ciudad del polvo y del barro-no-pensativo".  Sí, muchos cambios. Las ecuaciones diferenciales también describen fenómenos que se desarrollan en el tiempo. En realidad las ecuaciones diferenciales son instrumentos matemáticos muy potentes para la ciencia y tecnología. Pero a estas autoridades que dirigen "Escuelas de post grado" en la universidades del Perú, con su visión "empresarial"(quieren sacar dinero a como de lugar), y otras huevadas, les interesa más producir abogados y contadores como si fueran los autos de Ford: una fabricación en serie que invade el mercado nacional. Ciencia, ese asunto que requiere mucha atención, pero sobre todo que necesita invertir dinero y desarrollar proyectos que fomenten su desarrollo. Parece sencillo, pero los políticos, en su escasa visión pero su gran ambición, les cuesta mucho entender ese asunto. 

La cita, la cena y las ecuaciones diferenciales. Ella era la misma mujer de la tercera cita con esos temas de conversación  de la primera y segunda cita(los 7 huaycos de Trujillo y otras cosas, como de un congresista con alzheimer y sus escasas lecturas o algo parecido). Ella era la misma mujer, sin cambios, estacionaria. Mientras yo hacia el papel de "escuchador" en silencio y pensaba en algunas ecuaciones diferenciales y las propiedades de ciertos espacios funcionales que no había digerido por la tarde, pero también pensaba en "darle polvo" (tener coito) otra vez y hacer poses sexuales, digamos, más estrambóticas después de la cita-conversación-cena, cena nefasta desde luego y donde lo único que tuvo de bueno fue el vino tinto que me acompañó mientras ella, cosa común en muchos seres, comía muy rápido, sin masticar lo suficiente, su cerdo a la parrilla mientras me hablaba sobre el maltrato animal y también, otra vez, de las mismas cosas de la primera y segunda cita.  

Más sobre fluidos. Pero hay otros fluidos, algunos muy viscosos y otros no tanto, que pueden representar cambios positivos o negativos o una superposición de estos estados. Hablo de los fluidos menstruales. Ese fluido puede ser el inicio de grandes cambios en tu vida. La ausencia de fluidos menstruales profetiza muchas veces que serás papá. Antes de seguir escribiendo voy a recurrir a un eufemismo en vez usar la palabra sexo. Pues ahora con esto de la "ideología de género"(más "compleja de entender" que la teoría de las cuerdas y que la madre de ella me intenta "explicar") y que además la potencial suegra, devota de un tal "Señor de los Milagros", fan de un tal San Martín de Porres, lectora unidimensional de la biblia por las leyes de la rutina y de las tradiciones, fanática de las películas de semana santa, me acusó casi al estilo je t'accuse, una vez más, del "pecado de fornicación"(qué poco conoce a su hija) y de ser "ateo-brujo-demonio"(algo que no logró digerir y ya lo olvidé) y, finalmente, sobreviviendo-soportando a una sociedad altamente cucufata-y-de-doble-moral y que muchas cosas me tienen sin cuidado (una manera "educada" de decir que me llegan el pincho), he decido que seguiré escribiendo y haciendo lo que me da la regalada gana, y estudiando las ecuaciones diferenciales y todo lo que eso involucra, pero de ningún modo ya no puedo llegar a la casa de la suegra(y de ella)....Sigamos. Esos fluidos te pueden traer problemas si después de "hacer el amor" ocurre que a "ella no le viene". Pero también si a "ella le viene" y quieres "hacer el amor" es otro asunto y otro problema. Los fluidos menstruales pueden ser regulares o irregulares como los polígonos. No. Creo que la comparación con los polígonos no es adecuada desde que existen cambios de carácter en las féminas que, oh, hay que soportar o esquivar. Los fluidos menstruales, bajo ciertas hipótesis,  pueden ser modelados por un conjunto de ecuaciones diferenciales en derivadas parciales: las famosas ecuaciones de Navier-Stokes. Lo interesante de todo esto es que, matemáticamente hablando, y desde el punto de vista místico, todo está conectado. Sigamos. El preservativo, el condón o el poncho, siendo un material que puede ser considerado viscoelástico, puede ser modelado, bajo ciertas condiciones, por ecuaciones diferenciales fraccionarias según lo dijeron en el último seminario sobre Análisis no lineal y sus aplicaciones al que asistí hace poco. La matemática está en todas partes. Es la reina y la prostituta de las ciencias(se vende a cualquiera). 

Más ejemplos.
Las zapatillas All Star de Converse ya no son como antes, se joden rápido y no soportan la vida urbana buen tiempo. En el pasado, esas famosas zapatillas podían soportar la vida urbana y rural, también muchos juegos de baloncesto y duraban más años que las relaciones con las enamoradas del colegio. Los pantalones vaqueros de Levi Strauss &; Co. (Levi's) tampoco ya no son como antes. Ahora se joden a la primera lavada y ya no resisten la vida urbana de un vaquero moderno o un matemático despreocupado. Hay cosas que cambian para mal. 

¿Todo cambia? 
Pero cuando tengo en mente una circunferencia es una circunferencia. Si bien su ecuación puede cambiar dependiendo del sistema de coordenadas, pero la "imagen geométrica" o el "concepto" será la misma: un hermoso objeto que vive en un espacio bi-dimensional y que es, además, la figura geométrica de perímetro L que encierra mayor área (el problema isoperimétrico). Pero las citas de ahora con las mujeres han cambiado mucho, demasiado creo. Por ejemplo prefieren-sugieren comer "comida" chatarra en franquicias.. Ya no hay conversaciones divertidas o inteligentes o, en el mejor de los casos, ambas. Ya no hay conversaciones honestas y despreocupadas del famoso qué dirá la gente. En las últimas citas ella  me ha hablado de personajes de la farándula y sus historias que salen en la televisión y en los periódicos que, oh dios, honestamente me llegan al pincho. Esas noticias, como la dinámica de la propagación del rumor, también pueden ser modeladas con un sistema de ecuaciones diferenciales ordinarias. Si supieran que no tengo televisión y que no leo los periódicos, quizás ella algo de consideración tendría. Pero mamá me dijo que debo escuchar y ser tolerante, incluso cuando me cuenten huevadas y que también me debo socializar más con personajes reales que con los personajes literarios de los libros que leo. Si mamá supiera lo interesante y divertido y loco que es Don Quijote algo me comprendería. Sigamos. Luego ella me habla de su "indignación" sobre la guerra o lo que hacen los políticos en Venezuela(un cliché recurrente) o sobre el muro de Berlín (pero se olvidan o desconocen sobre los muros en Lima) o alguna cuestión que considera(según ella) religiosa o espiritual o espíritu-dual. Yo no sé. Parece que esos temas están en muchas cabezas como patrones de conversación.  En realidad cuando ella habla de lo que cree es "política" o es "religión", ella habla de los efectos de una particular naturaleza humana despreciable que domina y manipula a las colectividades inconscientes en este planeta. Conocer algo de "la psicología de los parásitos"(los sacerdotes y  los políticos) podría evitar esos temas, pero Nietzsche no es lectura que puedes encontrar en los periódicos. Ella quiere convencerte de una mentira, o de una cosa que no conocen plenamente, para que cuando uno lo crea(o aparenta creerlo), ella se "sienta feliz" y a mí, últimamente, me gusta "hacerla feliz". Esto es duro. Sí, lo sé. No sé cuánto tiempo durará.  Pero hay algo más que ha jodido las conversaciones: el celular. Esa mierda de aparatito está por todas partes y en toda circunstancia, incluye las citas y las conferencias. Las ecuaciones de Maxwell y de la física cuántica están más relacionado al celular desde que sin esas ecuaciones el celular, simplemente, no existiría. Pero ese aparatito de mierda está en íntima relación con ella y he llegado a pensar que es como un órgano vital para ella, como el corazón o el cerebro, del cual no puede prescindir un momento, del cerebro tengo dudas. Y a ese aparatito le gusta joder lo que queda de una cita y su conversación. Pero la experiencia con otras citas me ha permitido estar en silencio y disfrutar, creo, mirando sin escuchar ¿Disfrutar qué? En esta ocasión: la belleza de sus ojos claros y sus pupilas con demasiado maquillaje, sus labios carnosos y rojos(demasiado lápiz labial), sus pechos firmes(no: son los truculentos brasieres de ahora), su cabello con alisado japonés(ella me contó eso pero no sé que diablos quiere decir o quizás sea fujimorista), sus uñas largas y pintadas(sospecho que son postizas), sus tacones que de seguro están afectando su columna vertebral y en consecuencia su cerebro. Mi olfato perruno, esa noche, soportó  su perfume una y otra vez, perfume que intentó, sin éxito, evitar que las "ondas pre-menstruales" llegaran a mi olfato. Ella no se hubiera preocupado tanto en perfumarse. Qué mala costumbre de agregarse perfume y no dejar que la piel destile ese olor característico que tiene cada mujer como si fuera su sello personal de hembra única en el universo. Hubiera sido honesta con la naturaleza. Lo natural es más agradable para mí. También hubiera dado paz a mi olfato con tanto perfume gravitando tan cerca.
  
Todo termina y comienza con el "polvo". 
No queda duda.
Colorín colorado el cuento y la cita, y creo que también esta relación, ha terminado. 
-----------------------------------------------------------------------------

Nota. Es un cuento. Un borrador experimental y vivencial a su manera. Cualquier parecido con la realidad-¿qué es la realidad?-...es pura coincidencia. El humor es saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario