sábado, 30 de mayo de 2015

DIARIO DE UN SER ADOLESCENTE


No es la primera vez que me sucede esto: desear/pensar algo y en un tiempo récord, de semanas o días, tenerlo a mi alcance sin hacer ningún esfuerzo por mi parte. Sólo ocurre que, simplemente, aparece o me busca. Tal fenómeno, en lo que va del año, está ocurriendo con más frecuencia, específicamente con objetos que me invaden desde la niñez: libros. Tal fenómeno no me extraña o mucho menos me preocupa, desde que no creo en las casualidades y, además, los libros son saludables. Tal fenómeno me alegra mucho en realidad. Que te aparezca el libro que estabas buscando sin buscarlo, creo que es lo mejor que le puede pasar a un lector. El fenómeno sucede por ahora con los libros y, en lo que a mí concierte, es algo que deseo que siga ocurriendo así: sólo con libros. También ocurría con personas pero de alguna manera, que creo obedece a mi voluntad interior, he decidido no pensar en personas ni mucho menos evocarlas. Otras cosas que no sean las espirituales no me interesan. Sólo he deseado que todo ande bien con las personas de mi entorno cercano o los que fueron de mi entorno o cualquier persona del mundo. Pues cada persona, de alguna manera, libra una lucha interior. Así que por ahora nada de personas. Sencillamente, creo, que mi estado de llanero solitario sólo lo he reforzado o activado.

Las librerías de Trujillo no son tanto de mi agrado, incluso las nuevas que han llegado. Los libros que abundan no son, muchas veces, de mi preferencia y lo que busco, los libros esotéricos o de grandes maestros místicos o espirituales, son escasos, muy escasos en realidad. 

La mayoría de los libros que tengo los he adquirido de libreros que venden libros usados en las calles  a precios accesibles. Esta vez, a parte de los libros que aparecieron meses atrás, como los libros de Sri Sthya Sai Baba y Krishnamurti, esta vez le tocó a Eckhart Tolle, autor del El poder del ahora(que espero aparezca pronto), con su libro Una nueva Tierra. 

Al principio escribí que las cosas aparecían sin ningún esfuerzo, pero no creo que es así exactamente. Pienso que hay, entre otras cosas, un intenso deseo interior. Pero no quiero pensar en los mecanismos, creo que esto está más allá del pensar y por el momento quiero que todo esto quede a un nivel de experiencia; sin indagación, sin curiosidad, sin análisis, sin pesquisa; sencillamente dejar que sea así y punto. 

Si esto es como es, entonces es natural desear el bien y estar agradecido. 

La frase de hoy:

''Absolutamente todo lo que pasa en tu vida, es para que despiertes tu consciencia y sigas con tu evolución''---Buda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario